¡Increíble pero cierto! Javier Duarte demanda a Ricardo Anaya por Daño Moral

Comparte este artículo:

El ex gobernador de Veracruz, el priista Javier Duarte, presentó una demanda en contra del candidato a la Presidencia de México por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, por daño moral, así lo informo el abogado del ex mandatario preso, Omer Salom.

De acuerdo con Salom, la demanda se emana de lo dichos de Anaya sobre la autorización de aplicar ampolletas falsas del medicamento “Avastin” para las quimioterapia de niños, algo que el litigante califico como “fake news” y algo salido de la imaginación del actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, quien también ya fue demandado por el mismo motivo.

“Los dichos de Yunes ocasionaron que alguno que otro ingenuo cayera en el engaño, o bien que se aprovechara la ocasión para utilizar este falso rumor con propósitos partidistas, como le fue algún legislador local de Nuevo León y el propio candidato presidencial Ricardo Anaya”, aseguró Salom.

Por último, Salom afirmó que el Secretario de Salud, José Narro, manifestó que no existe evidencia de la administración de un tratamiento fraudulento.

Esa Famosa Bolsa

Comparte este artículo:

En algún punto del día, escuchamos en las noticias o en alguna plática que la bolsa subió, que el mercado bajó, que las acciones cerraron al alza y frases similares que pueden muchas veces carecer de sentido práctico para quienes no están involucrados en el ámbito financiero. Pero entonces, ¿qué pasa si la bolsa de valores sube o baja? De manera sencilla y conceptual, funciona así:

El mercado o bolsa de valores es el espacio donde se realizan transacciones de compra y venta de “valores”, es decir, de acciones de compañías como Bimbo y Cemex, bonos que emiten empresas para obtener financiamiento y muchos otros instrumentos financieros un tanto más complejos.

El mercado o bolsa de valores es el espacio donde se realizan transacciones de compra y venta de “valores”, es decir, de acciones de compañías como Bimbo y Cemex, bonos que emiten empresas para obtener financiamiento y muchos otros instrumentos financieros un tanto más complejos.

Las personas que compraron esas acciones esperan que las mismas aumenten su valor para poder venderlas más caras en el futuro y así obtener una ganancia entre el precio de compra y el de venta.

Cuando una empresa necesita dinero para seguir creciendo, puede recurrir a utilizar recursos propios, pedir prestado al banco o emitir acciones en el mercado. Esto es poner en venta una parte de la empresa para obtener recursos frescos y poder invertir en algún proyecto. Dicho eso, la empresa cotiza sus acciones en la bolsa y el gran público inversionista compra esos valores, de tal forma que la compañía recibe dinero y a cambio los inversionistas se vuelven dueños de un porcentaje de la empresa. Las personas que compraron esas acciones esperan que las mismas aumenten su valor para poder venderlas más caras en el futuro y así obtener una ganancia entre el precio de compra y el de venta.

Estas transacciones de compra y venta se realizan diariamente entre las horas de operación de las bolsas de valores. Por ejemplo, en México la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) abre a las 08:30 y termina la sesión a las 15:30. En este intervalo, millones de acciones son operadas a través de intermediarios financieros que se encargan de realizar las operaciones de personas físicas, afores, bancos y empresas que utilizan la bolsa como un medio de inversión.

Tomando en cuenta los párrafos anteriores, cuando hay muchas personas que quieren una acción que promete buenos dividendos, su precio tiene a aumentar por la alta demanda por ésta. En contraparte, y como lo hemos visto en mis anteriores columnas, si los inversionistas ponen en venta una gran cantidad de acciones, es decir, hay mucha oferta, su precio tenderá a disminuir. ¿Qué pasa entonces cuándo muchas acciones son compradas o vendidas? Es ahí cuando el valor total de la bolsa aumenta o disminuye.

Una forma fácil de interpretar lo anterior es mediante el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC). Éste es conformado por las 35 empresas más bursátiles de la BMV, es decir, las más representativas como América Móvil, Femsa o Banorte. El valor de este índice es el resultado del valor ponderado de cada una de las emisoras que lo conforman, por ende, si el precio de las acciones de estas empresas, en conjunto sube o baja, el valor del índice se moverá en la misma dirección.

La valía del IPC es calculada minuto a minuto conforme el precio de sus componentes va cambiando, al terminar la jornada éste reflejará el comportamiento general de las empresas que cotizan en la BMV, pudiendo haber aumentado o disminuido su valor. El viernes 05 de febrero el IPC cerró en 43,229 puntos, lo que equivale a una disminución de 1.19% respecto a su cierre del día anterior. De aquí se interpreta que en promedio el mercado de acciones perdió 1.19% de su valor respecto al jueves.

Cuando vemos que la bolsa subió o bajo quiere decir que el valor del IPC, o del mercado en general cambió hacia arriba o abajo respecto al cierre anterior, por las expectativas que se tiene de la economía nacional y mundial y los resultados que se espera de las empresas que cotizan en la BMV, por ejemplo. Estas proyecciones generan una gran cantidad de demanda u oferta de acciones que mueve el valor del mercado y nos permite conocer así cómo se comportan las expectativas de la economía en los mercados financieros.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”