Criptomonedas: ¿Juego o Negocio?

Comparte este artículo:

Desde hace algunos años se ha hablado mucho sobre un nuevo modelo de intercambios monetarios en línea iniciado por el famoso “Bitcoin”, considerado el padre de las criptomonedas. El revuelo fue tal que comenzaron a inventarse infinidad de nuevas monedas con inversiones multimillonarias y no solo eso, sino que la idea transito a modelos de negocio multinivel donde gente con poca capacidad de inversión decidió invertir todo o gran parte de sus ahorros en estas monedas con promesas de grandes ganancias.

Estas últimas semanas estas monedas han perdido aún más su valor, sin contar la burbuja que estalló el mes pasado, algunas monedas han llegado a devaluarse más del 70% de su valor más alto y otras han perdido prácticamente todo su valor. Esto ocurre debido a que el valor de estas monedas lo da el propio mercado con todos los actores dispuestos a comerciar con ellas pero al final terminó prestándose a especulaciones que no trajeron más que problemas para los “inversionistas”.

Para darnos una idea de la magnitud del daño, en países como Corea o Japón donde estas monedas tuvieron un gran auge llegaron a abrirse casas de cambio únicamente para este tipo de monedas (para aquellos que desconfían comprarlas en línea para evitar fraudes) y ahora tienen en promedio 1 cliente cada 2 o 3 horas, porque muchos ya no quieren invertir en estas monedas o por enojo las venden por no querer perder aún más de sus ahorros.

Estas monedas no necesariamente son un engaño, porque representan la adaptación de los sistemas de transferencias y compras en línea con el comercio cada vez más globalizado que busca brincarse el obstáculo de los tipos de cambio, las criptomonedas representan una forma efectiva y fácil de realizar transacciones sin estas barreras. El reto es regular estos negocios para que no se manejen como juegos especulativos para agentes multinivel o peor aún para aquellos que buscan transferir fondos desde el anonimato. 

Corea: Juego de Poder

Comparte este artículo:

Esta semana Donald Trump en una reunión con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, comentó que el encuentro que se tenía previsto entre él y el mandatario de Corea del Norte Kim Jong-Un podría no darse por el cambio de actitud del régimen, tras haberse reunido por segunda ocasión con el presidente de China hace dos semanas. Aunque si bien Corea tiene varios años siendo noticia por varios motivos y conflictos, la verdad de las cosas es que los acontecimientos de los últimos meses tienen un valor histórico. Por primera vez desde que terminó la guerra de las Coreas hay un encuentro en la frontera entre los dos mandatarios que en las semanas pasadas saludaron y posaron para la foto en prensa internacional.

Más que un tema de la legitimidad o no del régimen ,el tema de Corea siempre ha sido un juego de poder, antiguamente entre los capitalistas representados por Estados Unidos y los comunistas por China y la Unión Soviética, el problema ahora se traslada a un escenario China vs Estados Unidos, que son las dos potencias económicas y políticas en ascenso a nivel mundial con amplios intereses en la región de Asia que representa el mayor movimiento de mercancías en el mundo. Corea del Norte siempre ha servido a China como un escudo y un balance en la zona de Asia norte considerando que los demás países Japón, Corea del Sur y Taiwán son aliados de Estados Unidos por lo que mantener un régimen afín en Corea del Norte siempre ha sido estratégico militarmente hablando.

El problema es que Corea del Norte se ha atrasado décadas en comparación con su vecino del sur, la obsesión del régimen por mantener el control de la vida de las personas en casi todos los aspectos ha detenido el progreso al grado que millones de personas sufren de desnutrición, lo cual contrasta con Corea del Sur que es la 15ª economía a nivel mundial y hogar de empresas trasnacionales como KIA, Samsung, Hyundai, etc. 

En los últimos meses las discusiones de han vuelto más fuertes por el programa nuclear de Corea del Norte el cual ya está desarrollado (ya han hecho detonaciones exitosas) y solamente les falta terminar de desarrollar su programa de misiles, esto con el fin de tener un seguro para evitar cualquier invasión o presión extranjera, pero la situación se ha vuelto tan precaria y tan tensa que desde mi punto de vista Corea del Norte está jugando a hacer tiempo, sería ilógico que entregase todo el arsenal y restableciera relaciones si China no está de acuerdo, lo que debería de pensarse es que si el miedo es el que el poder de decisión de usar las armas nucleares recaiga en Kim entonces que China (que también tiene arsenal nuclear, más grande y desarrollado) firme un acuerdo de protección mutua con Corea del Norte, algo similar a lo que hay en Alemania o Turquía que son países que no tienen arsenales nucleares propios pero tienen acuerdos donde EUA tiene instalaciones en su país que tendrían que defenderlos también en caso de una amenaza. 

#PulsoUrbano: Mitos Urbanos (Parte 1)

Comparte este artículo:

No está a discusión el rezago urbano. Monterrey no sólo es la Ciudad más contaminada de América Latina, sino también en la que pocos jóvenes quieren vivir. Otras metrópolis como Guadalajara o Querétaro están por encima en los nuevos indicadores de desarrollo humano, social, económico. En tiempos de competitividad y expectativas de calidad de vida, esto significa mucho: estamos parados sobre una urbe prácticamente en declive. Sí, leyó bien y no pretendo ser aguafiestas: declive.

¿Cómo transformar esta realidad? Por eso quiero hacer la primera entrega de esta serie de columnas en donde vamos a romper a pedacitos mitos urbanos que nos han llevado a esa situación y que debemos deshacernos de ellos urgentemente para cambiar las realidades.

Empecemos:

“El Río Santa Catarina está seco”

Ese río como el Arroyo Talaberna, el Arroyo Seco, el Río la Silla, el Río Pesquería, como otros han sido invisibilizados por la mayoría de la población que incluso añora a las canchas de futbol sobre su cauce que se llevó el huracán Alex, pero que poco se ha cuestionado sobre la sustentabilidad y como en otras ciudades el aprovechamiento para el desarrollo económico, cultural, de movilidad urbana y convivencia, entre otros.

Hemos vivido a espaldas del elemento de la vida: el agua. De hecho, en estos días existen denuncias públicas sobre causas hasta ahora desconocidas pero que están causando la muerte de la fauna del Río la Silla, ¿cuál es el mito a destruir? Que en esta ciudad no hay agua, que los ríos están secos y que si lo “están” sólo sirven para hacer canchas. No, no lo están y no es así.

Ya que estamos encarrerados, seguramente, más de uno saltó con la frase “como en otras ciudades”… Porque aquí no es Seul, Corea ni Buenos Aires, Argentina menos Nueva York, Estados Unidos.

Mito número dos: “aquí no es París“.

Por supuesto que no es París. Tener los pies parados sobre las realidades lastimosas de esta urbe permite comprender el tamaño del reto colectivo que tenemos enfrente. Las referencias internacionales sólo son referencias. Ni más ni menos.

Lamentablemente, algunos en el ánimo de copiar todo han obtenido resultados desastrosos que se alejan incluso lo que aseguran los manuales que según esto se generan.

Eso quizá ha causado la percepción de que aquí, por ejemplo, no puede haber infraestructura para el ciclismo urbano  porque “la ciclovía de San Pedro no funcionó”. Claro con inadecuadas implementaciones del manual de Ámsterdam, Holanda, no hay ideas de futuro ni presupuesto público o privado que alcancen…

Pero eso no significa que no podamos aspirar a una mejor calidad vida. Ahora mismo París no es un “lecho de rosas”. De hecho, aunque probablemente pensemos que existen menos problemas que en cualquier ciudad de América Latina, basta con leer noticias de esa ciudad para darnos cuenta que los problemas urbanos son compartidos en mayor o menor medida.

Y que lejos de sacar el complejo mexicano de “allá sí, aquí no y confórmate” deberíamos intentarlo, al menos.

¿Intentarlo cuando hay intereses económicos o políticos que atentan contra esa calidad de vida, sustentabilidad y desarrollo?

En próxima entrega destruiremos otros dos mitos.

Se hizo la luz…

Comparte este artículo:

Hace poco buscando videos de la Tierra tomados desde la Estación Espacial me llamó la atención algo muy curioso que se repetía en cada uno de ellos.

https://www.youtube.com/watch?v=FG0fTKAqZ5g

¡Hay demasiada luz en las ciudades! Pensaba que era normal, pero investigando encontré un artículo basado en una tesis doctoral del astrofísico español Alejandro Sánchez de Miguel donde explica sobre el desperdicio de energía lumínica que se hace en las ciudades.

En resumen, hablamos de contaminación lumínica. ¿Qué es? Muy sencillo, es el brillo de luz en el cielo nocturno que se produce por la luz artificial (focos) que se reflejan en las partículas del aire. Esto lo puedes ver cuando sales de la ciudad en la noche y se ve un resplandor de luz en el cielo que está arriba de la ciudad.

La contaminación lumínica es una de las formas más generalizadas de alteración ambiental a la cual nos hemos acostumbrado y afecta gravemente nuestro ritmo biológico además de confundir e incluso matar insectos y aves migratorias (se estima que cerca de mil millones de aves mueren por contaminación lumínica en Norteamérica)

Otra consecuencia de esta contaminación lumínica es la contribución a aumentar el efecto invernadero en la atmósfera, ya que para producir tanta cantidad de energía lumínica se arrojan enormes cantidades de dióxido de carbono en la atmósfera.

Desgraciadamente, la contaminación lumínica también nos impide apreciar al 100% el espacio. Se calcula que un tercio de la población vive en lugares donde la contaminación lumínica es tan alta que impide distinguir la Vía Láctea en las noches.

Te dejo una imagen de cómo se vería el cielo nocturno sin esta contaminación en la ciudad:

contaminacion

Las ciudades más contaminadas lumínicamente están en Estados Unidos, Japón, Corea, India, Argentina, Canadá, Brasil, Rusia y México. Es por eso que cuando sales a tu patio muy pocas estrellas son visibles y cada vez será más complicado poder verlas. Estamos en uno de los países más contaminados y tenemos que tomar cartas en el asunto.

¿Y qué puedo hacer?

Evitar la contaminación lumínica no significa apagar las luces en la noche o estar a oscuras siempre; significa iluminar mejor los lugares, dirigiendo la luz hacia donde la necesitamos, es decir hacia abajo, hacia el suelo.

Lo más importante y mi objetivo con esta columna es que seas consiente de que este tipo de contaminación también nos afecta, muy sutilmente pero a la larga vemos los efectos en nosotros y en el medio ambiente.

Y como amante del espacio me preocupa que en el futuro perdamos la posibilidad de ver las estrellas, de admirar los planetas y la Luna. No quiero que las siguientes generaciones tengan un cielo por las noches completamente iluminado, en donde las estrellas sean borradas.

Espero te haya gustado la columna. Nos leemos la siguiente semana.

@TonioRenteria – Making the Future come Faster

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Cultura y orígenes de Corea: De Tangun, Confucianismo, Cheabols a “PSY”

Comparte este artículo:

La cultura y los orígenes son importantes en la construcción de los países asiáticos. No podemos hablar de los países del Noreste Asiático sin conocer su tradición y cultura. Cultura que les permite tener una identidad nacional, y es base de su modernidad y forma de actuar con el exterior. El vínculo de la tradición con la modernidad es muy fuerte.

No podemos hablar de los países del Noreste Asiático sin conocer su tradición y cultura.

En el caso de Corea es importante iniciar los estudios sobre este país a partir de su mito de fundación, el de “Tangun”, pues el día de la fiesta nacional es el tres de octubre, día del nacimiento del fundador del pueblo coreano. También, las ideologías filosóficas que construyeron la sociedad son importantes para comprender la conformación y el comportamiento de la sociedad. Una de las más importantes es el Confucianismo. Éste es un pensamiento filosófico que permitió que existiera un orden y valores morales profundos en las relaciones de autoridad-subordinados; ya sea en la familia, el Estado o los conglomerados coreanos conocidos como Chaebol.

Pese a que LG ya lleva varios años en el estado, la inversión de KIA ha levantado más expectativas e interés por los neoleoneses por conocer más sobre el país de las “aguas tranquilas”.

Los Chaebol jugaron un rol importante dentro de la economía coreana que junto con el Estado-desarrollista y las políticas de fomento a las exportaciones, hicieron que Corea del Sur, de ser un país empobrecido por la Guerra de Corea (1950-1953), transitara hacia una economía altamente competitiva en los mercados internacionales. El mundo, en ese momento del “Milagro económico del Río Han” en los 1970´s, volteó a ver a los Tigres Asiáticos. Desde ese momento a la fecha, y en especial en este año, en Nuevo León se ha interesado en este país. Pese a que LG ya lleva varios años en el estado, la inversión de KIA ha levantado más expectativas e interés por los neoleoneses por conocer más sobre el país de las “aguas tranquilas”. En esta (columna/blog) mi papel es escribir sobre los temas coreanos con el fin de mostrar un panorama general y un acercamiento a un país tan fascinante que se ha dado a conocer actualmente, no sólo por los productos de LG y Samsung sino también por el KPOP y los dramas coreanos. ¿Quién no conoce a “PSY” y su canción de “Gangnam style”?