PGJ aprueba demolición de escombros de Colegio Rébsamen

Comparte este artículo:

Tras casi 11 meses del sismo del pasado 19 de septiembre, peritos de parte de las víctimas y de los imputados determinaron procedente la remoción de escombros en lo que fue el colegio Enrique Rébsamen, cuyo derrumbe ocasionó la muerte de 19 niños y siete adultos.

En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) informó que “este día se llevó a cabo una reunión con cuatro grupos de peritos por parte de las víctimas y los imputados en la que se resolvió procedente la remoción de escombros”.

Antes de iniciar las labores de peritaje, detalló la dependencia, se realizó la inspección física del colegio, se hizo trabajo de laboratorio por parte de uno de los grupos de peritos y se efectuaron las observaciones técnicas y de laboratorio.

De parte de la PGJ estuvieron presentes la fiscal Desconcentrada de Investigación en Tlalpan, Alicia Rosas Rubí, y personal especializado de la Coordinación General de Servicios Periciales y del área de Protección Civil.

El colegio Rébsamen se ubica en la calle Rancho Tamboreo 11 y 19, colonia Nueva Oriental Coapa, delegación Tlalpan. La tarde del 19 de septiembre se derrumbó tras el sismo que ocurrió en la capital, ocasionando la muerte de 19 niños estudiantes, dos maestras y cinco trabajadores de intendencia.

De inmediato se descubrieron las presuntas irregularidades en la construcción del departamento propiedad de la entonces directora, Mónica García Villegas, (actualmente prófuga de la justicia) arriba de las instalaciones del plantel, hecho que, podría haber sido una de las causas del derrumbe y la pérdida de vidas.

La remoción de escombros estaba detenida debido a los amparos que presentaron algunos padres de las víctimas, que se sumaron a la investigación que realiza la PGJ sobre el derrumbe.

El pasado 6 de julio, la entonces virtual jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, pidió al actual mandatario, José Ramón Amieva, detener la demolición del colegio Rébsamen hasta que hubiera claridad absoluta en las investigaciones.

Daños Colaterales

Comparte este artículo:

Balazo: La guerra que empezó Felipe Calderón y continúa Enrique Peña Nieto ya se ha cobrado 250 mil muertes

Es la 1 de la mañana del domingo 25 de marzo, Efraín, su esposa Nellely y sus hijos viajaban por la carretera Nuevo Laredo – Piedras Negras. ¿Qué hacían viajando a esa hora? ¿Hacia dónde se dirigían? ¿De dónde venían? No se sabe y no importa, porque su viaje fue interrumpido por una ráfaga de balazos que acabó con las vidas de Nellely y dos de sus hijas de 6 y 4 años. 

Fueron alcanzados por balazos producto de un enfrentamiento entre miembros del crimen organizado y elementos de la marina. En una primera instancia, la marina negó que hubiera civiles muertos en los enfrentamientos, después aceptó las muertes. Los rumores corrieron como reguero de pólvora y se acusaba a la marina de haber asesinado a la mujer y las dos niñas.

Rápidamente la Semar se deslindó de los hechos, argumentando que en un primer reporte, las balas de la camioneta no correspondían con las que utilizaban. Incluso llegaron a declarar que lo dicho por la familia correspondía más a un interés particular que a la verdad absoluta. “Se ha convertido en una especie de negocio el ser víctima… porque se les indemniza con cantidades millonarias, bueno víctimas entre comillas, patrocinadas por las ONG que se reparten esa indemnización” señaló Juan Velázquez, asesor legal de la marina.

Y mientras Efraín lloraba a su esposa y a sus dos hijas muertas, la PGR realizó peritajes que determinaron la responsabilidad de la marina. Anselmo Sánchez, titular de la Coordinación General de Servicios Periciales, señaló que con base en los indicios de índole balístico, los civiles fueron alcanzados por las balas disparadas desde el helicóptero que emplearon las fuerzas navales contra el grupo delictivo. 

Matizando los hechos, la PGR acusa y excusa a la Secretaría de Marina. La acusa porque la responsabiliza de sus muertes, la excusa porque cataloga a las víctimas como bajas causales, “iban pasando por ahí”. Daños colaterales les dicen, víctimas de una guerra que no se justifica, de una estrategia que no existe. Este fuego con fuego que llevamos teniendo 12 años ya se cobró cerca de 250 mil muertes, muchas de ellas inocentes, como Nellely y sus dos pequeñas.

¿Hasta cuándo vamos a seguir con una guerra que solo cobra víctimas y no presenta resultados? ¿Hasta cuándo vamos a dedicarnos a verdaderamente atacar las raíces de la violencia? El abandono de los jóvenes, de los pobres, incluso de aquellos que no ven otro camino más que delinquir. La irresponsabilidad de gobiernos que prefieren contar balas y muertos.

Esos daños colaterales tenían familias, como tú, como yo, ahora fueron Nellely y sus dos niñas, hace 8 años fueron Jorge y Javier, mañana puede ser alguno de nosotros. Las víctimas seguirán en la medida en la que dejemos todo a una estrategia de sangre y de plomo, de ojo por ojo y bala por bala.

PGJ-CDMX reporta un muerto por balacera en Tepito.

Comparte este artículo:

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que debido a la balacera en calles de Tepito, una persona murió y siete más se encuentran lesionadas por impactos de bala.

Por los hechos ocurridos en calles de la colonia Morelos, la dependencia ya inició las carpetas de investigación correspondientes, por la comisión de los delitos de homicidio y lesiones dolosas por disparo de arma de fuego.

Esta tarde, compradores y vendedores de teléfonos celulares se enfrentaron tras una discusión en el cruce de las calles Jesús Carranza y Héroes de Granaditas.

Al sitio acudieron paramédicos del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) para trasladar a los heridos a diferentes hospitales, en calidad de presentados, en tanto se determinaba su situación jurídica.

Un hombre y dos mujeres fueron ingresados al nosocomio en Balbuena, pero minutos después una de éstas falleció.

Hasta el momento la mujer fallecida no ha sido identificada.

En tanto, otro hombre y una mujer reciben atención en el hospital Magdalena de las Salinas.

Un adolescente y una persona adulta mayor fueron llevados al hospital Rubén Leñero, éste último custodiado por agentes de investigación.

Una afectada más fue atendida en el lugar de los hechos y no requirió ser trasladada un centro médico.

Agentes de la Policía de Investigación realizan trabajos de inteligencia y de campo, mientras que personal de la Coordinación General de Servicios Periciales lleva a cabo las diligencias correspondientes en materia de fotografía, química, balística, dactiloscopia y criminalística, para recabar los indicios preliminares.

El agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial CUH-3 continúa la integración de la indagatoria, con el fin de deslindar responsabilidades, o en su caso, fincar su probable participación en los hechos.