Dimes y Diretes: “Se mueven las piezas del ajedrez”

Tan pronto como esta semana, varias piezas del ajedrez se acomodarán en miras al 2018. Por lo menos esto es lo que me cuentan algunas fuentes confiables. Las piezas que se moverán son en el Congreso Local de Nuevo León y en el Gobierno Independiente de “El Bronco”.

El próximo 28 de febrero es la fecha límite para los diputados locales que busquen reelegirse con un partido diferente al que actualmente representan, renuncien a la militancia del mismo. Entre los diputados que probablemente renuncien definitivamente a su militancia, está Eugenio Montiel Amoroso.

Eugenio se desligo hace unas semanas de su coordinador de bancada, Marco “El Pollo Loco” González. Montiel Amoroso podría ser uno de tres diputados del PRI que salten a Morena para el 2018, duro golpe para el partido tricolor.




Otro que también podría dar el salto, pero para el lado independiente (pero Bronco independiente), es Ángel Barroso. Barroso ha tenido varios conflictos con el coordinador de la bancada del PAN, Arturo “La Manzanita” Salinas.

Tampoco es secreto para nadie que al diputado, albiazul hasta el momento, se le ha visto seguido en el Palacio de Cantera. Mientras tanto Marcos Mendoza, también del PAN, podría saltar a otro partido, sin que se sepa bien a cuál.

Lo interesante es lo que va a suceder en el gobierno estatal en los próximos días. El tema de las muertes por influenza en el estado, mismas son las más altas del país, han puesto en jaque al Secretario de Salud, Manuel de la O. La situación se ha vuelto un tanto insostenible, y aunque “el Bronco” trató de echarle la culpa al IMSS, la jugada no le salió.




Por lo tanto, se espera que de la O presente tan pronto como esta semana su renuncia. El otro funcionario que estaría abandonando su puesto, es Roberto “Bobby” Flores. Los constantes periodicazos por los casos de nepotismo dentro de la Procuraduría y en otras dependencias, han manchado la imagen del abogado. Las dos renuncias se dan por el hecho que los constantes ataques, sin respuesta, han manchado las aspiraciones presidenciales de “El Bronco”. Por esto mismo, a la de ya les estaría solicitando sus renuncias.

¿Será que por fin Jaime le pondrá un alto a su compadre “Bobby”? Ya veremos en estos días.

¡Ahí Se Leen!

Con información de Rating Político

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

 

Inspector Político: “Ridículos y sin fundamentos”

El día de ayer el autor, Gerardo Rico Sánchez, publicó en este espacio una serie de documentos, facturas y recibos de gastos por parte de la bancada de Movimiento Ciudadano en el Congreso Local de Nuevo León. Según el autor de la columna, Movimiento Ciudadano y en especial los Diputados Samuel García y Concepción Landa han desviado dinero, hecho pagos “por voluntariado” y que además pagaron un servicio a una empresa fantasma llamada Solarhic. A continuación verá porqué esta persona al igual que el Congreso Nacional Ciudadano que promueve un juicio político en contra de Samuel García son unos ridículos y sus acusaciones no tienen fundamento.

Vamos por partes, primero el Sr. Gerardo Rico dice que la bancada de MC gastó $45 mil pesos en gasolina, discúlpeme pero en ningún lugar de los documentos expuestos vienen recibos de gasolina por $45 mi pesos. También se habla de gastos exagerados en equipo de cómputo y grabación.

Lo cual es también una completa farsa cuando se toman en cuenta dos cositas:

1. MC era en su momento una bancada nueva que necesita equipo para laborar y para hacerse promoción como cualquier otra bancada del Congreso.

2. El artículo 49 del Acuerdo del Comité de Administración, autoriza como se ve en los papeles que aquí se anexan.

De hecho el Art. 49 justifica todos los gastos que el Sr. Rico Sánchez y el CONACI tratan de criminalizar, hasta los gastos de gasolina que no demuestran en los documentos que anexaron a su columna. También pueden ver los gastos que no se permiten e incluso en su momento Milenio hizo un reportaje de este artículo.

(Para hacer acercar la imagen, usa el zoom de tu navegador)

La cosa se pone más interesante con respecto a la “escandalosa” factura de Solarhic. En su momento fue el periódico, Reporte Índigo, el que al puro estilo amarillista hizo un reportaje hablando de esta factura y un fraude por parte de Movimiento Ciudadano.

Según información que tiene este escritor, después de que saliera el reportaje y como queda aquí abajo demostrado, MC envío una carta al reportero que elaboro el artículo con nombre de Félix Cordoba, donde quedó explicado que los $15,298.43 pesos se devolvieron a la Tesorería del H. Congreso del Estado de Nuevo León, y confirmado el recibimiento en la carta firmada por el C.P. Dagoberto Guajardo Lozano.

(Para hacer acercar la imagen, usa el zoom de tu navegador)

De igual manera la factura de Solarhic quedó cancelada y esto puede ser revisado por cualquier persona a través del portal del Servicio de Administración Tributaria (anexo cintilla con la información de la cancelación).

Captura de pantalla 2016-06-24 a las 9.12.01

En general las “pruebas” que presentan para acusar a los diputados de la bancada de Movimiento Ciudadano son infundadas. Que quede claro, el objetivo de esta columna es para combatir la desinformación que ciertos grupos quieren esparcir entre la población.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Fuero mal entendido?

Era una noche de octubre de 1913 y el Senador Belisario Domínguez se encontraba en su habitación de su hotel cuando fue sacado y llevado al cementerio de Xoco en Coyoacán en la Ciudad de México donde fue asesinado a punta de balazos, no sin antes que le cortara la lengua su enemigo profesional, el Dr. Aureliano Urrutia, con el fin de enviársela al entonces presidente, Victoriano Huerta. Tras darse a conocer los hechos y que Huerta había estado detrás del asesinato del Dr. Domínguez, Victoriano disolvió el Congreso y mando encarcelar a 90 diputados.

Con ese oscuro capítulo de la historia posrevolucionaria de México, en 1917 nació la figura de la inmunidad procesal o mejor conocido como “fuero”. Lo que entendemos con esto es que realmente este artículo de nuestra Constitución, nace no para darle privilegios infinitos a los Diputados y Senadores de la República, al contrario la idea original era protegerlos del Presidencialismo que existía en la época, ¿qué fue lo que pasó?

Lo que nació como una ley que protegía a los Diputados y Senadores de cualquier acusación en su contra por sus declaraciones y que adicionalmente garantizaba un balance entre poderes, puesto que de ésta manera se salvaguardan de eventuales acusaciones sin fundamento, es hoy por hoy el máximo símbolo de impunidad y corrupción en nuestro país.

La inmunidad procesal o fuero se ha ido viciando con el tiempo hasta llegar a lo que es, una cobija de protección para funcionarios públicos que han hecho algún delito, como el robo al erario, desvío de recursos, tráfico de influencias, entre otras cosas. Hoy para iniciar un proceso penal contra un funcionario público tiene que realizarse un juicio de desafuero, que solamente el Poder Legislativo puede proponer, tal y como fue el caso de Andrés Manuel López Obrador en el 2006. En el caso de Diputados y Senadores es de la misma forma, sus propios compañeros tanto de Cámara como de Partido.

La inmunidad procesal o fuero se ha ido viciando con el tiempo hasta llegar a lo que es, una cobija de protección para funcionarios públicos que han hecho algún delito, como el robo al erario, desvío de recursos, tráfico de influencias, entre otras cosas.

Durante las recientes semanas se ha propuesto y discutido, tanto en el Congreso Local de Nuevo León, como a nivel federal eliminar el fuero que tienen alrededor de mil 854 servidores públicos, entre los que figuran desde Diputados Locales, hasta el Presidente de la República. El fin de eliminar el fuero, para los que lo han propuesto, es que los servidores públicos no puedan seguir escudándose con esta norma.

Tal y como lo dijo esta semana por este portal Jorge Rodríguez, el chapulineo es uno de los males de la política mexicana, y yo consideró que otro de los males es el “fuero” que hoy gozan todas nuestras autoridades. Por otro lado, como Mauricio López lo mencionó, la #Ley3de3 no es lo único que se debe de hacer para combatir la corrupción, algo con lo que concuerdo, pues de igual manera tenemos a la inmunidad procesal impidiendo en más de una ocasión los ejercicios de transparencia y rendición de cuentas.

Durante las recientes semanas se ha propuesto y discutido, tanto en el Congreso Local de Nuevo León, como a nivel federal eliminar el fuero que tienen alrededor de mil 854 servidores públicos, entre los que figuran desde Diputados Locales, hasta el Presidente de la República.

Coincido con los puntos de vista de que se debe de eliminar el fuero de todos los funcionarios públicos, puesto que ya en nuestros tiempos no existe más el presidencialismo que había antes y después de la Revolución Mexicana. Al contrario, hoy en día el Poder Legislativo tiene en ocasiones más poder que el mismo Poder Ejecutivo. De igual forma, el fuero ha entorpecido en más de una ocasión las investigaciones contra funcionarios corruptos. Los que han cometido algún delito de una u otra manera consiguen la forma de “chapulinear” a otro puesto con el fin de seguir con el fuero, esto lo hemos visto en casos como el del ex edil de Monterrey, Fernando Larrazábal, quien en su momento saltó de alcalde a Diputado Plurinominal, con el fin de protegerse de una potencial investigación en su contra.

El fuero es en sí uno de los males del sistema político mexicano. Sin su eliminación completa no habrá Sistema Nacional Anticorrupción o leyes que puedan procesar de manera correcta a servidores públicos que han delinquido durante sus funciones. Por lo tanto, me uno a las voces ciudadanas que han pedido que se elimine por completo el fuero, ya que, desde mi punto de vista, ha sobrevivido a su propósito original.

Dimes y Diretes: “Diputados, por un Nuevo León lleno de cáncer”

Todo parece indicar que a nuestros queridos y apreciables diputados del Congreso Local poco les importa la salud de la mayoría de la población de Nuevo León, pues buscan darle un retroceso a la Ley de Protección contra la Exposición al Humo del Tabaco, mejor conocida por todos nosotros como la Ley Antitabaco.

Y es que los diputados ya están cayendo en lo ridículo y prácticamente ni están ocultando que existe algún tipo de cabildeo por parte de varios restauranteros con el fin de aprobar tal ley, que de nueva cuenta permitiría fumar dentro de establecimientos que hasta el día de hoy son 100% libres de humo.

Lo que esta sucediendo es que los diputados están mostrando la casta y aclaró no todos, por que las facciones más pequeñas y algunos diputados de los partidos de mayoría no están de acuerdo con el proceder de sus compañeros

La primera ridiculez que armaron los miembros del aparato legislativo de Nuevo León fue hacer una encuesta en la que presumen que participaron cerca de 30 mil ciudadanos y que casi el 80% de estos están a favor de que se vuelva a fumar dentro de los restaurantes, pero claro siendo una encuesta que ellos formularon y que quieren “si o si” para que se apruebe esta ley la cual muchos expertos ya calificaron como retrograda.

El segundo ridículo fue lo que dijo el diputado Héctor García del PRI hace unos días, pues dijo que aunque no va a descalificar la encuesta que el Gobierno Estatal realizó, va a encontrar un punto medio para no afectar la salud de los ciudadanos y respetar el derecho de los restaurantes. ¿Cuáles derechos? Me pregunto yo.

Y es que los diputados ya están cayendo en lo ridículo y prácticamente ni están ocultando que existe algún tipo de cabildeo por parte de varios restauranteros con el fin de aprobar tal ley…

Lo que esta sucediendo es que los diputados están mostrando la casta y aclaró no todos, por que las facciones más pequeñas y algunos diputados de los partidos de mayoría no están de acuerdo con el proceder de sus compañeros.

Pues parece que los que están a favor, entre ellos los coordinadores de bancada del PRI y PAN, quieren un Nuevo León lleno de cáncer ¿Ó qué?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”