AMLO califica de clandestina la ley de EU sobre agregados

Comparte este artículo:

En conferencia de prensa matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador comentó sobre la ley que el Gobierno de Estados Unidos mandó al Congreso de ese país para su aprobación, misma con la que se pretende designar a cinco agregados laborales en México, de acuerdo a López Obrador, esta salió de forma clandestina y no se acordó en el T-MEC.

Al respecto comentó que “Ya en el caso de México se ratificó prácticamente por unanimidad, sólo un voto en contra, 107 votos a favor y esto fue un gran avance, es un paso hacia la cooperación entre los tres países y esto va a ayudar mucho, mucho, mucho a la economía de México.”

Añadió en la misma conferencia de prensa matutina que: “Sin embargo, en un proceso, que depende más de una decisión de Estados Unidos, se envió una ley de Estados Unidos al Congreso para la supervisión de este Tratado que habla de que cada seis meses pueden venir inspectores, habrá cinco inspectores, lo cual no se aprobó en el Tratado, esto sale de manera clandestina“.

Así mismo, el titular del ejecutivo señaló que esta ley no representa una afectación al T-MEC, por lo que se tratara con el Gobierno estadounidense la misma mediante el diálogo.

En ese sentido añadió: “No tiene que ver con una afectación al Tratado, que ya es un avance. Ya se está tratando este asunto con el mismo método que hemos empleado con Estados Unidos, que es el diálogo“.

A lo que refiere dicha ley es que propone una implementación en el Tratado, y que será considerado por la Cámara de Representantes de ese país, la Administración del Presidente Donald Trump por lo que se prevé la contratación de cinco agregados laborales para la Embajada estadounidense en México.

Con información de El Norte

Seade asegura que mecanismo de EU es inofensivo

Comparte este artículo:

El  subsecretario y negociador mexicano Jesús Seade señaló que los agregados labores que contempla Estados Unidos en su Embajada en México para implementar el T-MEC son un mecanismo 90 por ciento interno e inofensivo. 

“En EU el tratado se vierte en una ‘Ley de Implementación’ que incluye los compromisos tomados y otras cosas internas, como necesidades presupuestales derivadas del tratado, el rediseño de sus instituciones, etc”, aportó. 

En esto, como concesión a los duros del Congreso, su proyecto de ley incluye un mecanismo interno de monitoreo de nuestra Reforma Laboral, redundante a lo que dispone el tratado, 90% interno e inofensivo (información) pero que debió haberse advertido y expresa desconfianza”.

Comentó Seade tras una serie de fuertes críticas por la iniciativa presentada en el Congreso de Estados Unidos, que considera enviar a México a cinco agregados que vigilen la reforma laboral. 

Seade indicó que no está esclarecida la función de los agregados laborales, pero afirmó que México jamás los aceptará si se trata de “inspectores disfrazados”.

Esto ni es del Tratado ni nos compromete. Es discurso a sus galerías y, los 5 agregados, una medida unilateral que sujetaremos 100% a lo acordado”, declaró. 

“La obsesión demócrata con ‘enforcement’, término unilateralista que aquí significa ‘obligar a cumplir’, costó sangre, y se atendió con los páneles basados en ley con selección cruzada de sus miembros: la forma legítima de hacer valer, ambos países, nuestras leyes. INSPECTORES NO”.

Seade rechazó que en el T-MEC haya “letras chiquitas” que perjudiquen a México.

“Lo firmado entre MX, EU y CAN es un Tratado trinacional. NO tiene ‘letras chiquitas’,  es 100% público. Es un muy bueno acuerdo para México: se obtuvo mucho en trilateral. Por eso EU necesita ‘extras’ para venta interna que NO SON PARTE DEL PAQUETE”, remarcó.

El T-MEC sigue siendo un dolor de cabeza para México

Comparte este artículo:

– Desde Estados Unidos aumentan las presiones para que México cumpla con las condiciones plasmadas en el tratado comercial

– Se espera que esta semana se discutan y aprueben las leyes secundarias de la reforma laboral 

Si alguien creía que con la firma del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, se daría por cerrado el capítulo tan escabroso del T-MEC, estaba equivocado. 

En los últimos días han recrudecido las declaraciones desde el vecino país del norte, para amenazar a México que EEUU no votará el T-MEC hasta que nuestro país cambie sus leyes laborales. 

Nancy Pelosi, la Presidenta de la Cámara de Representantes y una de las políticas más influyentes en Estados Unidos, ha señalado que tienen que ver que México apruebe la legislación, pero también que tenga los factores establecidos que garantizarán su implementación y demostrarán algunos compromisos con sinceridad, porque es un gran problema cómo se trata a los trabajadores en el país. 

Es interesante como desde la unión americana nos instan a mejorar las condiciones sindicales, cuando son uno de los países que menos las cumple. 

Dejando de lado el sentimentalismo patriótico, lo que Estados Unidos exige no es algo negativo para el trabajador mexicano. Democracia sindical es un precepto que debe imperar y que lamentablemente se da muy poco en los sindicatos de los trabajadores en el país. 

Sin embargo, tampoco podemos dejar de lado que lo que realmente se está imponiendo desde norteamérica, es una agenda electoral. Ni los demócratas quieren un triunfo de Trump, ni el mandatario americano quiere un triunfo de los demócratas.

Así es que, incluso con la aprobación de las reformas secundarias, estamos con un riesgo mayúsculo de no tener una ratificación por parte del Congreso Estadounidense, sobre todo si los tiempos apremian y llega la época electoral en el vecino país.

Hay que estar atentos, porque puede venir lo peor.