Layin ya tiene competencia en… ¡Ciénaga de Flores, Nuevo León!

Al puro estilo de Layin, ese político nayarita que dijo que “si robé, pero poquito”, se ha duplicado su extravagancia, y el acalde de Ciénega de Flores, Pedro Casas Quiñones, le ha hecho honor. Casas Quiñones ha regalado dinero en efectivo, boletos para eventos de espectáculos, ha rifado yeguas y casas, y como no puede faltar el lado misógino en esta clase de políticos nefastos, se ha jactado de rodearse de mujeres a su favor.

Casas Quiñones ganó las elecciones municipales por el PRD, sin embargo, desde el 29 de abril de este año se separó del partido y se ha ido por el lado “independiente“. Hay que resaltar que este busca reelección en el 2018.

Eduardo Arguijo Baldenegro, Secretario General del Comité Estatal del PRD, afirmó que se arrepiente de haberle dado su apoyo a Casas Quiñones para la alcaldía. Además de que el munícipe ha rifado casas a cambio de incentivos municipales en favor de desarrolladoras de inmobiliaria.

A la lista de aptitudes del Acalde, se suma que el año pasado este fue acusado por la Cámara Nacional de Industria de la Vivienda, de extorsionar a sus socios con el cobro de cuota de cinco mil pesos por cada vivienda que se construyera en el municipio.

En sus redes sociales, el alcalde de Ciénega de Flores se jacta de sus labores “layinistas”.

Minuto de silencio para las 23 de Nuevo León

El pasado lunes 15 de mayo, el Congreso Local de Nuevo León guardó un minuto de silencio debido al saldo de 23 feminicidios que se han cometido en el estado desde que comenzó el 2017. El minuto de silencio fue solicitado por la diputada local de Movimiento Ciudadano, Concepción Landa, esto con el fin de honrar a las víctimas pero también de exigir a las autoridades correspondientes que tomen las medidas necesarias para evitar que el número de estos asesinatos siga aumentando. La diputada agregó que de las 23 mujeres asesinadas cuatro tuvieron lugar en García, tres en Monterrey y Juárez, dos en San Nicolás, Santa Catarina y Ciénega de Flores, así como uno en San Pedro, Allende, Escobedo, Guadalupe, Sabinas Hidalgo y Salinas Victoria.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Gilberto: Su Impacto en Nuevo León

En esta semana pasada se cumplió un año más de la tragedia del Huracán Gilberto que azotó la ciudad de Monterrey en 1988. Una tragedia de proporciones colosales solo comparable con los daños causados por el Huracán Alex. La narrativa en los últimos años se ha abocado a recordar anécdotas y recuerdos de la tragedia. Gente como Héctor Benavides dedica cada año un programa a este tema.

Sin embargo, hay que analizar más allá de eso, el contexto en 1988 es el de una ciudad en crecimiento con poca infraestructura para enfrentar desastres naturales. El tema ahora no es solamente recordar a los héroes anónimos y el recuento de los hechos, sino comparar los contextos de antes y ahora y valorar que tan preparados estamos o no para enfrentar algo similar.

La ciudad creció, ya no estamos en 1988, probablemente la ciudad ya representa en población y extensión el doble. En 1988 la zona de Juárez era rural en gran parte, ni se diga Zuazua o algunas partes del norte de Escobedo.

Protección Civil tiene un mapa de zonas de riesgo lo cual es muy valioso para detectar problemas. El huracán Alex nos demostró que la ciudad aún está riesgo.

No es para desear que volvamos a tener una situación similar pero las temporadas de huracanes son inevitables. La manera en que se planea la ciudad debe valorar este tipo de fenómenos. Me preocupa el crecimiento desordenado de la mancha urbana en zonas como Ciénega de Flores, Salinas Victoria, Zuazua y El Carmen.

Aquella polémica del nuevo Estadio del Monterrey es importante también por estar en una zona cerca de un rio. Sin embargo, pocos recuerdan eso ahora.

Rompepicos ha funcionado pero se necesita revisar esta represa así como añadir otra más para evitar que la tragedia azote la ciudad nuevamente.

Ahora con el tema del fracking, el problema de los sismos está presente en la mesa, los gobiernos municipales poco invierten en infraestructura o sistemas de desastres, siempre vemos a los mismos paramédicos y personal de Bomberos y Protección Civil con los mismos métodos de finales de los 90s.

Prevenir no genera votos. Prevenir no está en la agenda pública y no se ve para cuando esté.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”