Agentes fronterizos ensayan operativo ante llegada de caravana

Comparte este artículo:

Agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) hicieron hoy un entrenamiento de operación antidisturbios en uno de los puentes internacionales de El Paso (Texas), al tiempo que miles de centroamericanos en caravanas atraviesan México rumbo a la frontera con Estados Unidos.

Cerca de un centenar de agentes, con armas largas y equipo antimotín, algunos de ellos encapuchados, se colocaron a unos metros de la línea que divide EEUU con México y realizaron una serie de formaciones tácticas durante unos cuarenta minutos, mientras un helicóptero de CBP sobrevolaba la frontera.

El entrenamiento tomó por sorpresa a cientos de usuarios del puente internacional Paso del Norte, quienes, al ver obstaculizado el puerto de entrada a Estados Unidos, tuvieron que esperar de pie o a bordo de sus vehículos, del lado mexicano de la frontera.

Rubén Jáuregui, portavoz del departamento de Aduanas y Protección Fronteriza del sector de El Paso, dijo a Efe que se trató de un “operativo” con el fin de que los agentes que protegen la frontera con México estén preparados para la eventualidad de un incidente.

“Tenemos que asegurarnos de que estamos preparados para cualquier incidente”, aseguró.

El funcionario declinó comentar acerca de la relación entre el operativo y las caravanas de miles de centroamericanos que avanzan por México con la intención de pedir asilo a su llegada a EE.UU.

Una primera caravana, compuesta por unos 3.500 migrantes, partió el 13 de octubre de San Pedro Sula (Honduras) y, tras pasar por Guatemala, actualmente marcha por México rumbo a Estados Unidos.

Un segundo covoy, formado por 1.500 migrantes, cruzó hoy a pie el río Suchiate, que separa Guatemala de México, mientras que para los próximos días se prevé la llegada a México de otra caravana de salvadoreños que este domingo abandonaron su país con intención de llegar a territorio estadounidense.

El presidente, Donald Trump, publicó en su cuenta de tuiter que su gobierno impedirá la entrada al país de los inmigrantes de la caravana y que será mejor “que se den la media vuelta y se regresen a su país”.

Algunos sectores han dicho que el presidente busca aprovechar los temores sobre el tema de inmigración y de la caravana de centroamericanos para beneficio político en las próximas elecciones legislativas de mitad de mandato.

El Gobierno también anunció hoy que desplegará unos 5.200 soldados en la frontera con México para responder a las caravanas de migrantes centroamericanos para “endurecer la frontera”.

Según las organizaciones proinmigrantes, las caravanas de migrantes son una iniciativa legítima de miles de personas que buscan mejores oportunidades para sus familias.