Disturbios en el Penal del Topo Chico deja una persona sin vida

Comparte este artículo:

El megaoperativo de 13 horas para trasladar a 501 internos de los tres penales y el reclusorio de mujeres de Nuevo León a penales federales en Coahuila y Morelos, provocaron disturbios en el Penal del Topo Chico, lugar de donde se movieron 289 internos.

La riña suscitada durante la mañana de este miércoles dejó un interno fallecido y 17 heridos, así como 12 custodios lesionados, tres de ellos de gravedad.

Durante la riña, fueron incautadas puntillas, droga, una planta de mariguana y armas de fuego, incluido un fusil AR-15.

Los operativos para transferir vía terrestre a 461 hombres de los penales del Topo Chico, Apodaca y Cadereyta al Penal Federal de Ramos Arizpe, Coahuila, y vía aérea a 40 mujeres al CEFERESO de Morelos, iniciaron durante la noche del martes y concluyeron ayer después de las 10:30 horas.

En el megaoperativo participaron mil 565 elementos estatales, federales y militares.

Los internos de Apocada y Cadereyta fueron trasladados a las 5:00 horas. Mientras que las mujeres, fueron entregadas en el penal de Morelos a las 7:30 horas.

Los autobuses con los internos del Topo Chico salieron a las 10:30 horas.

Tras el retiro del convoy, comenzó una riña entre dos grupos en el interior del reclusorio, por lo que las autoridades implementaron el Código Rojo, irrumpiendo en el penal, donde se escucharon detonaciones de arma de fuego.

Los custodios del Sistema Penitenciario tuvieron que ser apoyados por policías de Fuerza Civil para contener la riña. Una vez contenida, llevaron a todos los reos al área de canchas, donde las autoridades implementaron lo que llamaron protocolos penitenciarios para estos casos.

Dejaron en ropa interior o desnudaron a los interno para buscarles armas o drogas y los mantuvieron triados boca abajo, con las manos sometidas con cinchos de plástico por la espalda.

Familiares de los reclusos protestaron a las afueras del penal y hasta llegaron a bloquear la Avenida Aztlán para exigir información de quiénes habían sido llevados a Ramos Arizpe.

De los 17 reos heridos en los disturbios, 16 fueron por golpes y uno por esquirla de bala. Un reo, identificado como Alberto Garibay Sifuentes, de 40 años, con antecedentes cardiacos, murió en la riña presuntamente de un infarto.

(Con información de Grupo Reforma)

Aficionado de Tigres sale de terapia intensiva

Comparte este artículo:

Rodolfo Manuel Palomo Gámez, el aficionado de Tigres qué resulto lesionado durante la riña previa al Clásico 117 salió de terapia intensiva y ahora se recupera en el área de neurocirugía del Hospital Universitario (HU), informó la Secretaría de Salud.

Palomo Gámez de 21 años está estable, pero aún alimentándose por sonda, informó un vocero de la dependencia de salud estatal.

“Esta consciente, pero aún sin poder comunicarse a través del lenguaje. Responde a órdenes sencillas y aún se tiene que esperar para ver la evolución neurológica”, dijo el funcionario.

El joven fue gravemente lesionado de la cabeza durante una riña en la Avenida Aztlán el pasado 23 de septiembre.

Hasta el momento hay 2 barristas detenidos en el Penal del Topo Chico y uno de ellos ya fue vinculado a proceso por el delito de homicidio en grado de tentativa.