#EspacioPúblico: “La trampa de la percepción”

Comparte este artículo:

¿En qué condiciones están las calles de Monterrey?

Es muy probable que la primera respuesta sea: llenas de baches.

En fechas recientes la plataforma Cómo Vamos Nuevo León, presentó su encuesta anual de percepción ciudadana Así vamos 2017*. En este estudio, habitantes del área metropolitana de Monterrey, entre otras cosas, destacaron la mala calidad de la infraestructura vial y de manera específica los baches.

En contraste, municipios como Monterrey y Guadalupe, llevan dos años trabajando en programas de pavimentación de sus calles, pero sobre todo han hecho una intensa campaña de comunicación de estos trabajos en medios tradicionales, digitales y redes sociales.

¿Por qué si los municipios comunican un trabajo intenso reparando baches, el problema sigue siendo mencionado por la ciudadanía?

Aquí empieza la trampa de la percepción. 

El ciudadano recibe a través de estímulos una interpretación de la realidad. A diario ve calles y avenidas con bache y hundimientos. Siente el golpeteo en su auto o transporte público en movimiento, esquiva baches, registros y defectos de construcción que lo ponen en riesgo de un percance y escucha el claxon de otros automovilistas desesperados.

Por otro lado, el municipio comunica los trabajos, la inversión y su buena voluntad. Y es probable que el ciudadano vea en las calles y en los medios de comunicación que se están realizando estos trabajos.

Sin embargo, el resultado es que la ciudadanía sigue dando más peso a los baches que al trabajo realizado; o al menos a lo que es comunicado.

Entran muchos factores para entender que sucede: Quizás la gente está viendo que son trabajos similares a los que se han hecho en otros años y conoce los resultados. Quizás lo está viendo en muy pocas calles. Tal vez no ve algo nuevo o ya no cree lo que el gobierno dice que hace y las administraciones municipales siguen pensando que comunicar acciones a través de los medios es suficiente para que sean avalados sus programas.

La realidad que cuenta es la que se percibe y no la que se comunica.

Aquí la importancia de una encuesta de percepción. Es un diagnóstico. Mediante la participación ciudadana se puede verdaderamente entender la ciudad. La encuesta Así vamos 2017 puede servir, si se ve con humildad, para evaluar los resultados de programas de gobierno. Sirve para analizar la efectividad de las acciones y cambiar la dirección de ser necesario. Si las gestiones no están cambiando la percepción, es un foco rojo que se debe de atender.

Con un buen dictamen, se puede saber si la ciudadanía está recibiendo los programas de gobierno como un verdadero medicamento o como paliativos que al paso de un corto tiempo vuelven a dejar a la vista los síntomas de la enfermedad. O peor aún, ya sabe que son paliativos y nunca deja de sentir los dolores del padecimiento.

Para salir de la trampa de la percepción hay que escuchar a quienes reciben las acciones y los mensajes. Hacer un buen diagnóstico y  modificar lo que sea necesario para que percepción y realidad estén en la misma dirección.

Cuando la percepción es realidad, las acciones y la comunicación que busques cambiarla deben presentar nuevas y mejores realidades.

* La encuesta Así Vamos 2017 está disponible a través de la página de la plataforma Cómo Vamos Nuevo León:  www.comovamosnl.org