El Nuevo Guadalupe

Comparte este artículo:

Guadalupe, Nuevo León es una ciudad ejemplo por el trabajo, dedicación y esfuerzo para salir adelante de sus ciudadanos, es un municipio clave para el desarrollo del estado y que su gente merece vivir mejor. 

Por décadas, el municipio sufrió las consecuencias de los gobiernos corruptos que mantuvieron al municipio en el abandono; calles sucias y con un pésimo pavimento o de plano sin pavimentar; una ciudad sin espacios públicos; sin jardines; un malísimo sistema de recolección de basura, además de que esas administraciones permitieron el crecimiento de la ciudad en un completo desorden. Todo esto orilló a la ciudadanía cambiar las cosas, por lo que en 1994 llegó la alternancia ganando el PAN las elecciones en el municipio. Esta Alternancia en Guadalupe, no tengo duda contribuyó a mejorar la infraestructura y servicios municipales que elevaron la calidad de vida de la gente, sin embargo, no tardaron mucho en convertirse en más de lo mismo.

Nuestro estado y municipio necesitan avanzar mucho más rápido, hoy en día no basta con mantener algunas instalaciones o espacios públicas en buen estado, no basta con arreglar algunos parques, pintar algunas calles y arreglar algunas luminarias. Hoy Guadalupe necesita gobiernos honestos y de calidad, que escuchen a la ciudadanía y en los que el ciudadano sea el protagonista de las grandes decisiones en el municipio y deje de ser un simple espectador. Se necesita un nuevo Guadalupe, con nuevos actores políticos que estén al servicio de la ciudadanía. Quienes ya han estado en el Gobierno, en las Diputaciones y en la política de Guadalupe han probado ser más de lo mismo, se necesita algo nuevo.

El Nuevo Guadalupe lo vamos a construir con ciudadanos libres y honestos, con una necesaria nueva generación de servidores públicos, que lleguen a los puestos para representar a la ciudadanía como se merece, que acabe con la corrupción e impunidad y recupere la confianza de la gente en las instituciones para dignificar la política en este municipio, que mucha falta nos hace. El Nuevo Guadalupe es incorruptible, seguro y con espacios y servicios públicos de calidad.