Sí merezco abundancia

Ayer se aseguró una bodega con objetos y libretas de la familia Duarte. Entre los documentos aparecieron libretas donde presuntamente Karime (esposa de Javier) habría apuntado información relevante respecto a su economía familiar, propiedades y las relaciones laborales que mantenía con familiares y políticos.




Fue ahí donde apareció el diario de su majestad Altísima Karime, First Lady del reino de Veracruz. Poeta, Lirica y amante de la escritura. Trabajadora incansable y deseosa de mucha, pero mucha abundancia.

En dicho diario pareciera que Karime tenía bien planteadas las facetas de su vida. Desde 1st Lady hasta esposa, pasando por sus hobbies, puesto de trabajo y las relaciones que debiera tener.

“Sí merezco abundancia” Karime Macías de Duarte escribía una y otra vez. Deje usted de lado si su abundancia debía ser ganada o trabajada, ella la merecía y junto con su esposo la conseguiría. Le faltó ser un poco más específica porque nunca detalló sí quería abundancia de dinero, relaciones, posesiones o denuncias. Y bueno, recibió abundancia de todo.

“Gobernar es como estar sosteniendo dos columnas de arena todo el tiempo” dijo Lazo y Karime, como apasionada escritora, redactó en su diario; sin saber que efectivamente, las columnas de arena que gobernaron ella y su esposo se derrumbarían años después. Teniendo que huir del país para intentar cambiarse la identidad y sobrevivir de alguna manera.

“Hueva pero exprímelo” escribió en otra hoja. Educada y fina First Lady. Se nota que estaba claro el objetivo de la realeza Veracruzana que exprimió hasta la última gota de los recursos y de la esperanza de los veracruzanos. Si no, dígame usted en qué cabeza cabe aplicar quimioterapias falsas a niños enfermos de cáncer.

Lavado de dinero, crimen organizado, desvió de recursos, opacidad, pobreza, ineficacia, mentiras, fraude y corrupción. Me cuesta trabajo creer como puede existir alguien tan sin vergüenza. Javier Duarte y Peña Nieto son sin duda la tumba del PRI a la presidencia en el 2018.

Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.

Ley de la atracción. Repitámoslo hasta que se haga verdad que a ellos les funcionó.




Ah, y si no es mucho pedir, incluya a los Medina en sus mantras.

Órale. Si no nos vemos pues nos escribimos.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”