Trump: el gran evasor de impuestos

Comparte este artículo:

De acuerdo con un artículo del New York Times, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ayudó a sus padres a evadir millones de dólares que recibió como herencia.

Durante la campaña presidencial de 2016, el entonces candidado, Donald Trump, hacía alarde de su “viveza” al confesar que evadió impuestos. De hecho durante la carrera presidencial se negó a publicar su declaración de renta. ¿Algo que ocultar?

Entonces la prensa estadounidense consiguió tener acceso a parte de una declaración de impuestos del magnate de 1995 que indica que el magnate inmobiliario pudo haberse beneficiado de enormes exenciones fiscales durante los siguientes 18 años.

“No hay nadie que haya sido más brillante a la hora de maniobrar alrededor del código de impuestos”, dijo Christie el domingo en la cadena Fox. “Se trata de una aplicación perfectamente legal del código de impuestos y (Trump) habría sido tonto de no aprovecharlo”, aseguraba su amigo y asesor, el ex alcalde de Nueva York, Ruldolf Giuliani en ABC.

Pues ahora The New York Times asegura que Trump no amasó su fortuna él mismo, como siempre aseguró: heredó más de 400 millones de dólares de sus padres, gran parte a través de esquemas de evasión de impuestos, aseguró el martes The New York Times.

Según el Times, a los tres años Trump ya recibía 200.000 dólares anuales de su padre y a los ocho era millonario. Una imagen lejana a la de “self-made man” que proclamó durante su campaña electoral en 2016 y en su libro “El arte de la negociación”.

El periódico asegura que el presidente llegó a recibir lo que hoy equivaldría a 413 millones de dólares de su padre, Fred C. Trump, también inversor y constructor inmobiliario.

Gran parte de este dinero llegó a Trump porque ayudó a su padre a evadir impuestos, por ejemplo creando empresas fachada, según la investigación del diario.

Los padres de Trump dejaron a sus hijos una fortuna de más de 1.000 millones de dólares, que podría haber dejado al fisco al menos 550 millones según la tasa de 55% impuesta en la época a regalos y herencias.

Pero los Trump solo pagaron impuestos por 52,2 millones, o un 5%.

El NYT asegura que Trump ayudó a sus padres a formular un plan que devaluaba el valor de las propiedades inmobiliarias en declaraciones de impuestos, lo cual reducía también los impuestos cuando las propiedades eran dejadas como herencia al hoy presidente y a sus cuatro hermanos y hermanas.

La Casa Blanca no comentó la información de manera inmediata.

Harder indicó que Trump casi no se involucraba en estos temas.

“Nadie cometió fraude ni evasión fiscal. Los hechos en los cuales el Times basa sus falsas acusaciones son extremadamente imprecisos”, añadió.

El Times dice que para llevar a cabo esta investigación estudió cientos de declaraciones de impuestos de Fred Trump y sus empresas.

Pero no pudo acceder a las declaraciones de impuestos del propio presidente, que a diferencia de todos sus antecesores se niega a publicarlas.

El holding que reúne los intereses financieros del magnate inmobiliario, la Trump Organization, es una empresa familiar que no cotiza en bolsa ni publica sus resultados. Desde que Trump asumió la presidencia, el grupo es dirigido por sus hijos, Eric y Donald Junior.

“I have no dollar, sir” – Mayelo, el gringo

Comparte este artículo:

La semana pasada en este espacio se habló de la caída estrepitosa de Ismael Flores como líder de la CTM NL. Ismael ha pasado de ser un oscuro personaje en prensa del que poco se hablaba y que por sí mismo siempre había evadido el contacto con reporteros.

De tiempo acá, El Norte, Milenio, ABC y otros periódicos le han dedicado en un par de semanas, la prensa que no había tenido quizás en más de 10 años.




Ahora sale en esta semana pasada y aun se comenta en estos días la nota de Televisa acusando una supuesta relación del Mayelo con Los Zetas ya siendo investigada por gente de la DEA y el FBI.

Algo es claro, la campaña de desprestigio hacia Flores está en marcha. A Ismael le van a salir más propiedades que el nopal…

Si bien es cierto, en este mismo espacio hace un par de meses se acusaba al Mayelo de prácticas zetiles como cobros de pisos a comerciantes y operadores, aun no se le acusaba de hacer pactos con ellos.

De acuerdo a dicha información de Televisa, Ismael no solo ha adquirido propiedades en Estados Unidos con dinero de dudosa procedencia, sino que sus hijos y tres sobrinos están involucrados en dichos amaños y movimientos oscuros.

Es muy seria la acusación y los documentos mostrados donde se ve como el Departamento del Tesoro a la cabeza quiere incautar las cuentas del Mayelo y anexos en Estados Unidos y en las Islas Caimán.

Asimismo, se le acusa de tolerar que sus taxistas sean usados por Los Zetas como halcones, distribuidores, entre otras tareas.

El Consulado de Estados Unidos posiblemente no emitirá ninguna respuesta, sin embargo, si tienen pruebas sería sumamente bueno que las sacaran. El gobierno “gringo” siempre aplica la de “a mi denme el dinero” y no abona a ninguna investigación en conjunto, como tal fue el caso del narco-gobernador Tomás Yarrington.

El gobierno mexicano tiene que estar atento debido a que por mucho que Los Zetas le abonen a la fortuna de Ismael, los trabajadores de Nuevo León le han pagado hasta sus torneos de pesca a su líder… si Ismael realmente tiene dinero en bancos en Estados Unidos, ¿Qué tanto es de nuestros trabajadores?…

El Norte publicó una entrevista con nuestro querido líder y en dicha aparición, Flores se declara inocente y se pone como víctima de una guerra sucia y un desgaste hacia su honorabilidad.

La semana pasada en este espacio se señalaron presuntos implicados en la campaña contra Ismael. El mismo Flores confirmó que tanto Abel Guerra y Rogelio Cerda están detrás, sin embargo, es obvio que hay más gente implicada. Los titulares en dichos periódicos ni son gratis ni son baratos…

Sea como sea, este escándalo y pleitos dentro de la CTM afecta y desprestigia a la clase trabajadora del estado que a duras penas sobrevive y que todos los días abona al crecimiento de Nuevo León. Lo único bueno es que se abona a la decadencia de la CTM que es un nido de ladrones al obrero y una caja chica para el PRI.




Que tenga confianza Mayelo, que, así como él dijo en aquella entrevista hace días “Yo no tengo ni dólar, ni una casa” así este espacio no es patrocinado por el señor feudal de Escobedo, Nuevo León.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”