Importancia de las Puertas Abiertas

Desde que comencé mi trabajo como Director del Registro Civil de Nuevo León entendí que lo que la ciudadanía necesita es que escuchen sus problemas y nosotros, como servidores públicos, encontremos una rápida y eficiente solución.

Inicié con el proyecto de Puertas Abiertas en el Registro Civil y lo que me he encontrado hasta el momento es a una ciudadanía sorprendida por ver así nuestras oficinas, una ciudadanía que no está acostumbrada a que los puedan recibir sin cita y que además el tiempo de espera sea normalmente muy corto.

¿Por qué los trámites deben ser un agobio? ¿Por qué vemos como normal que al realizar algún trámite gubernamental pasemos por largos tiempos de espera y dificultades?

Esto no debe ocurrir, y lo hemos entendido así. En ocasiones por la rutina diaria no alcanzamos a observar los esfuerzos que ciudadanos de Nuevo León realizan para resolver algún trámite, como por ejemplo la cantidad de gasto en gasolina, transporte público o permisos que solicitan en su empleo para ausentarse y poder realizar algún trámite que tienen pendiente por resolver.

Decía Mahatma Gandhi que: “la mejor forma de encontrarse a uno mismo es pederse en el servicio por los demás”. Desde el inicio de mi gestión, he transmitido la urgencia de dar un buen servicio a los ciudadanos, he sido insistente en que se les debe recibir de forma amable y con un trato ameno y espero que futuros gobiernos así lo mantengan por que cambia todo el entorno, los ciudadanos al ser bien atendidos brindan su agradecimiento y una sonrisa a quienes laboran dentro de nuestras oficinas lo cual crea un mejor ambiente laboral.

Todos quienes estamos en la función pública debemos entender que llegamos para servirle al ciudadano, que debemos de estar a sus ordenes y que antes de llegar a nuestro actual cargo nosotros como ciudadanos nos quejábamos de procedimientos o formas que no nos gustaban o hacían muy complicado cualquier trámite, el reto que diariamente resolvemos es cómo no caer en esos errores y cómo eficientizar y hacer más amena la visita a Registro Civil.

Primer Acta del País se Elaboró en Nuevo León

El Registro Civil fue una de las instituciones creadas por Benito Juárez, cuando emprendió la formulación de una serie de leyes que tenían como objetivo establecer un poder civil laico superior al de la iglesia.

Desde la época prehispánica, hace más de quinientos años, se llevan registros de índole familiar, lo que permitía construir el árbol genealógico del individuo. El antecedente directo al Registro Civil es la Iglesia con el sacramento bautismal, ya que ésta desarrollaba libros parroquiales con los nombres de quienes se convertían en el cristianismo, en ellos se señalaban la fecha de inscripción, los datos generales de los padres, nombre y ocupación de los testigos y finalmente en el margen inferior se podía observar la firma del párroco.

Fue hasta el año de 1827 cuando se publicó en el Estado de Oaxaca el primer Código Civil en donde se le concede al Clero lo relativo a los nacimientos, matrimonios y muertes. Años más adelante, con la Constitución de 1857 se garantizaron libertades básicas civiles a los mexicanos. Durante el mismo año se expidió la Ley Orgánica del Registro del Estado Civil por el Presidente Ignacio Comonfort, que comprendía los nacimientos, las adopciones, los matrimonios, los votos religiosos así como los fallecimientos. Además se establecieron las bases para la expedición de actas y junto a esto se instaura formalmente la figura de Oficial del Registro Civil.

El Presidente Benito Juárez García promulgó la Ley Orgánica del Registro Civil el 28 de julio de 1859, con la que se generó la independencia del Estado y la Iglesia, estableciendo a nivel nacional Jueces del Estado Civil e iniciando formalmente la historia de Registro Civil.

Hasta hace poco, en nuestra historia se contaba que el acta de nacimiento más antigua de nuestro país, pertenecía a la hija del Presidente Benito Juárez nacida durante el año de 1860, sin embargo, durante mi gestión como Director del Registro Civil, se publicó la existencia de un acta de nacimiento perteneciente a la Sra. María Leonor Tamez Marroquín, ciudadana del municipio de Allende, Nuevo León, inscrita con fecha del 10 de noviembre de 1859, un año antes que el acta de nacimiento perteneciente a la hija del Presidente Benito Juárez, resultando en el acta de nacimiento más antigua del País.

Es para nosotros un honor haber realizado éste hallazgo y saber que fue aquí, en Allende, Nuevo León donde se comenzó a escribir la historia del Registro Civil.

Recientemente los familiares de la Señora María Leonor Tamez Marroquín presentaron la propuesta de un punto de acuerdo para que los Diputados de la actual Septuagésima Cuarta Legislatura establezcan en el calendario cívico del Estado al día 10 de noviembre como Día de la Primer Acta de Nacimiento del País para que sea conmemorado y nunca olvidado tan importante acontecimiento.

Veamos si es aprobado.