#IntimidadesPúblicas: “El sueño de la segunda vuelta electoral en 2018”

Es el 1 de julio del 2018. La jornada electoral de las elecciones federales ha concluido y los resultados respecto a la elección presidencial arrojan un importante resultado: nadie obtiene más del 50% de la votación.

La competencia entre los candidatos y la oferta electoral entre los partidos políticos fue dura. La votación de los candidatos ronda entre el 30% y 20%. La diferencia entre el primero y el segundo lugar es de tal sólo 3%, habrá segunda vuelta electoral.

La elección por segunda vuelta se celebrará en dos semanas más. Por un lado, un candidato impulsado por la izquierda y por el otro, la centra derecha impulsan al propio. Son dos semanas vitales para que quienes aparecerán en las boletas hagan todo lo posible para conseguir el mayor respaldo posible, desde las bases ciudadanas hasta las negociaciones con los partidos políticos que no pasaron a esta etapa.

Llega el domingo 15 de julio, la jornada electoral transcurre con algunas dudas. Después de todo, se ha optado por utilizar una nueva variable en nuestro sistema democrático que busca fortalecerlo después de una grave crisis por la que ha transitado.

Es así, como después de 30 años, se elige a un Presidente de la República con más del 50% de la votación de la elección, comenzará con la legitimidad suficiente que le permita tener la fuerza y empuje necesario para gobernar a un país como México.

Pero este escenario hipotético respecto a las elecciones del siguiente año no será posible aunque muchos crean que puede llegar a serlo. La Constitución en su artículo 105 es clara al mencionar que “Las leyes electorales federal y locales deberán promulgarse y publicarse por lo menos noventa días antes de que inicie el proceso electoral en que vayan a aplicarse…” y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 225 menciona que “El proceso electoral ordinario se inicia en septiembre del año previo al de la elección y concluye con el dictamen y declaración de validez de la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos”, por lo que dicho plazo ha vencido.

Independientemente de esto, valdría la pena cuestionarnos acerca de que tan positivo puede llegar a ser que se implemente una segunda vuelta electoral en nuestro país. ¿Cuáles serían sus alcances? ¿Se fortalecería la democracia? ¿Qué soluciona?

En lo personal, considero que dicha medida podría ayudar a que aquel candidato que resulte electo tenga mayor “legitimidad” al inicio de su mandato. Es decir, forzosamente más de la mitad de los electores habrán votado por él. Pero ¿votarían por él por ser la mejor opción o porque era “lo mejor” que había en la segunda vuelta? ¿Qué esto en todo caso no genera una legitimidad ficticia?

Dicho de otra forma, puede llegar a existir la concepción de que un candidato obtuvo un triunfo que genera más legitimidad, pero esto no quiere decir de ninguna forma que dicha legitimidad se traduzca en gobernabilidad. La gobernabilidad dependerá de muchas otras variables más allá del voto recibido por un sector de la población -el cual reitero podría considerarse como una “mayoría falsa” respecto a lo que el elector realmente quiso en la primera vuelta-, será necesario acoplar variables como: una conformación del Congreso distinta, una elección limpia, el apoyo organismos de la sociedad civil organizada, la obtención de votaciones favorables en Entidades Federativas clave, por nombrar algunas.

Desafortunadamente, en la actualidad quienes utilizan como discurso el tema de su aprobación en lugar de buscar fortalecer nuestra democracia es porque parecen estar más preocupados por buscar la forma de ser competitivos mediante esta fórmula, tal vez porque no ven posible serlo sin ella.

En fin, este tema podrá ser materia de discusión para próximas elecciones Presidenciales, pero queda jurídicamente descartado para el 2018.

Intimidades Públicas: “Hasta pronto PRI, carta a los gobernantes”

El pasado 5 de junio 12 estados de la república celebraron elecciones para elegir al que sería su próximo Gobernador. Los ciudadanos de Chihuahua, Tamaulipas, Durango, Sinaloa, Zacatecas, Aguascalientes, Veracruz, Tlaxcala, Oaxaca, Quintana Roo, Hidalgo y Puebla salieron a votar en esta importante elección que serviría como antesala de los comicios Presidenciales del 2018.

Los resultados son públicos, si bien el PREP no es considerado como un resultado oficial, en la mayoría de los casos existen ventajas suficientemente amplias para definir a un candidato ganador.

El PAN logró obtener la victoria en 7 estados, algunos de ellos donde nunca había existido la alternancia como es el caso de Tamaulipas, Veracruz y Quintana Roo. Mientras que el PRI logró la victoria en 5 de ellos, rescatando los estados de Sinaloa y Oaxaca que eran gobernados por el PAN-PRD.

El común denominador es el siguiente: existió la alternancia en los estados en los que el hartazgo de la ciudadanía era suficiente. En este sentido, pareciera que la victoria no es cuestión del perfil del candidato de uno u otro partido político, sino más bien un voto de castigo por el mal gobierno que imperó en muchos de éstos estados.

El común denominador es el siguiente: existió la alternancia en los estados en los que el hartazgo de la ciudadanía era suficiente. En este sentido, pareciera que la victoria no es cuestión del perfil del candidato de uno u otro partido político, sino más bien un voto de castigo por el mal gobierno que imperó en muchos de éstos estados.

El PRI fue el principal perjudicado por esto. La premisa de la democracia es clara: gobernar desgasta; pero desgasta más cuando gobiernas mal. Y eso fue lo que sucedió.

No hay forma de ocultar lo que se hizo mal por parte de los gobernantes en algunos estados como Veracruz, Chihuahua o incluso Quintana Roo. Tan es así, que la ciudadanía hizo lo propio y en forma de desprecio, emitió su voto hacia otra opción electoral con la esperanza de encontrar una forma de llevar mejor las cosas.

No hay forma de ocultar lo que se hizo mal por parte de los gobernantes en algunos estados como Veracruz, Chihuahua o incluso Quintana Roo. Tan es así, que la ciudadanía hizo lo propio y en forma de desprecio, emitió su voto hacia otra opción electoral con la esperanza de encontrar una forma de llevar mejor las cosas.

El mensaje por parte de la ciudadanía es claro: a quien gobierne mal, se le acabó la oportunidad. Esa es la realidad del siglo XXI, y aunque existan quienes no quieran aceptarlo, no se puede gobernar en este siglo como si aún fuera un partido hegemónico donde la pluralidad era ficticia.

Los partidos políticos tienen que repensar sus estrategias y formas de hacer política.

Sin duda, la pasada jornada electoral es una carta abierta a los políticos, y particularmente en esta ocasión a los priístas: si gobiernan bien se quedan, y si lo hacen mal, se van.

Espero y tomen nota al respecto.
______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Intimidades Públicas: “Más allá de la #Ley3de3”

Cuando el hartazgo es sumamente considerable, cualquier solución parece ser suficiente.Esolam

La iniciativa ciudadana denominada como “Ley 3 de 3” está haciendo historia. No sólo junto más de 600 mil firmas ciudadanas para poder ser enviada al Senado de la República institucionalmente como una iniciativa ciudadana, sino también está marcando una agenda ciudadana dentro del ámbito público sin precedentes. En ese sentido, pareciera que no habría porque estar en contra de la “Ley 3 de 3” –que dicho en términos legislativos expide la Ley General de Responsabilidades Administrativas-, cualquier persona con el mínimo hartazgo del ámbito público está a favor de que esta iniciativa ciudadana se haga realidad.

Pero ¿por qué no resulta suficiente la “Ley 3 de 3”? Más allá de que encausa un hartazgo ciudadano hacia un tema sumamente relevante del ámbito público como lo es la corrupción, pareciera que gran parte del fondo se centra en transparentar 3 declaraciones por parte de los servidores públicos y generar incentivos para denunciar actos de corrupción, cuando en la realidad para acabar con la corrupción se requiere mucho más. Con esto, no quiero decir que presentar las 3 declaraciones –patrimonial, intereses y fiscal- esté mal, sólo que vale la pena conocer el contexto general que acontece actualmente en nuestro país respecto a este tema.

…si bien la iniciativa “3 de 3” involucra aspectos sensibles de la ciudadanía, debemos ver que el Sistema Nacional Anticorrupción es un mecanismo integral que modifica como el andamiaje legal actual, para lograr erradicar de una vez por todas eso que la ciudadanía no tolera más: la impunidad.

El año pasado se aprobó la reforma Constitucional que generó las bases para crear lo que se denominó como “Sistema Nacional Anticorrupción”, y que en otras palabras, se refiere a generar un sistema de coordinación con el cual los tres niveles de gobierno tengan los mecanismos legales e institucionales para combatir la corrupción y acabar con la impunidad. Asimismo, dicha reforma Constitucional además de crear estas bases –la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción-, busca crear o modificar otras 6 leyes –la Ley General de Responsabilidades Administrativas, la Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal Administrativa, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la Ley General de Contabilidad Gubernamental, la ley de Coordinación Fiscal y la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas– con la intención de fortalecer institucionalmente desde todos los ámbitos, es decir, una serie de reformas que generan un sistema integral.

Es importante mencionar que el artículo 108 de la Constitución actualmente obliga a los servidores públicos a presentar su declaraciones patrimonial y de intereses sin excepción. En todo caso habría que incluir en la Ley de la materia –Ley General de Responsabilidades Administrativas- la obligación de los servidores públicos de presentar también su declaración fiscal.

…vale la pena seguir de cerca esta serie de importantes reformas que actualmente están en discusión. Porque de estas discusiones legislativas, no sólo versaran los textos legislativos que brindaran más obligaciones a los servidores públicos respecto a la transparencia y anticorrupción, sino que será un parteaguas en la vida política y democrática de las instituciones públicas

Desafortunadamente el debate sobre la “Ley 3 de 3” se centra en la transparencia de las mismas. Es decir ¿Es realmente necesario que los servidores públicos de forma obligatoria no sólo presenten sus tres declaraciones, sino también las transparenten al escrutinio público? Aquí es donde vale la pena profundizar.

Habrá quienes defiendan el hecho de que al ser un funcionario público tu vida en su totalidad es público, incluido lo que has hecho antes de formar parte de la administración pública. Y habrá quienes digan que con realizar las declaraciones resulta suficiente. A mi parecer, la reforma Constitucional y las leyes secundarias son un sistema que abarca mucho más que 3 declaraciones. Son los cimientos institucionales por los cuales existirá un combate frontal no sólo para combatir la corrupción sino también para prevenirla.

Es por esto, que si bien la iniciativa “3 de 3” involucra aspectos sensibles de la ciudadanía, debemos ver que el Sistema Nacional Anticorrupción es un mecanismo integral que modifica como el andamiaje legal actual, para lograr erradicar de una vez por todas eso que la ciudadanía no tolera más: la impunidad.

Por estas razones, vale la pena seguir de cerca esta serie de importantes reformas que actualmente están en discusión. Porque de estas discusiones legislativas, no sólo versaran los textos legislativos que brindaran más obligaciones a los servidores públicos respecto a la transparencia y anticorrupción, sino que será un parteaguas en la vida política y democrática de las instituciones públicas, y por ende, de los servidores públicos de nuestro país.

En fin, el apoyo a la iniciativa “3 de 3” es importante, pero definitivamente no resulta suficiente.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Intimidades Públicas: Nosotros los mexicanos y nuestra moral

“En México hay quienes critican para construir y rara vez terminan criticando sin destruir”.- Esolam

La relación entre el gobierno y la sociedad en México es particularmente diferente a la del resto de los países del mundo. Su sistema político –y por ende su cultura política- se encuentra cimentada sobre incontables luchas sociales que sucedieron a lo largo de su etapa como Estado independiente. No basta sólo con recordar nuestra independencia y revolución para entender estos importantes cimientos. Entre estos episodios existen un sinfín de capítulos de prácticas políticas –unos más largos que otros- que influyeron determinantemente en la consolidación del sistema político mexicano, pero sobretodo, de la relación entre gobierno y gobernados. 200 años después y en pleno siglo XXI pareciera que estos cimientos están por colapsar. Quien no acepte que nuestro sistema político sufre una grave decadencia, es un iluso; pero quien no acepte que los partidos políticos lo estén, es un ignorante.

Aún y cuando los partidos políticos han sido actores fundamentales para la construcción del sistema político que impera en nuestro país, el abrumador desgaste del ejercicio público ha logrado castigarlos y ponerlos –a unos más que a otros- en peligro de extinción. Pero lo más grave, no es aceptar que esta posibilidad existe, sino dejar a un lado el hecho de que más allá de la “decadencia” de los partidos políticos, la clase política y la sociedad civil no han entendido que existe un concepto que ambos comparten: el hecho de que todos son ciudadanos.

Ante esto, resulta redundante abordar el tema respecto a la doble moral de la sociedad mexicana; quien no coincida en su existencia simplemente no vive en el México que yo conozco. En México, el pan de todos los días ya no es sólo la crítica desenfrenada contra las instituciones públicas –algunas veces con razón y muchas otras simplemente por ignorancia- y la práctica incoherente de algunas personas que termina por justificar acciones propias fuera del marco de la legalidad; a esto se suma una preocupante apatía en la participación de la sociedad en general en lo público.

Quien no acepte que nuestro sistema político sufre una grave decadencia, es un iluso; pero quien no acepte que los partidos políticos lo estén, es un ignorante.

La triple moral en México es precisamente eso. No basta sólo con criticar a los demás cuando yo también lo hago mal, sino que también hay que agregar a la ecuación el hecho de no participar en lo absoluto en los asuntos públicos, dejando a un lado cualquier concepto de ciudadanía a la que pudiera hacerse referencia. Generalizar que todos los mexicanos somos así sería irresponsable de mi parte, pero dejar de mencionar que existe esta moral sería aún más. Todos en algún punto de nuestras vidas lo hemos hecho, por ignorancia o con conocimiento, pero lo importante no es sólo evitarlo sino erradicarlo.

Habrá quienes piensen que no existe relación directa en entre la moral del mexicano en los asuntos públicos y forma en la que se desenvuelven el gobierno y la sociedad. Pero a mi parecer dicha relación es determinante para fortalecer un concepto de ciudadanía agonizante en nuestros días.

La triple moral en México es precisamente eso. No basta sólo con criticar a los demás cuando yo también lo hago mal, sino que también hay que agregar a la ecuación el hecho de no participar en lo absoluto en los asuntos públicos, dejando a un lado cualquier concepto de ciudadanía a la que pudiera hacerse referencia.

Considero fundamental que la marcada diferencia entre lo público y lo privado se acorte lo suficiente para entender que primero que todo, la ciudadanía es nuestro común denominador. Ningún servidor público es vitalicio ni mucho menos un ciudadano estará ajeno a lo público; mucho menos ahora en nuestro incipiente sistema político que permite que ya no sólo los partidos políticos puedan gobernar.

Critiquemos para construir pero sobretodo construyamos para ya no criticar.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Intimidades Públicas: “Hasta pronto DF, bienvenida Ciudad de México”

“Incluso entre los iguales hay diferencias.”- Esolam

Después de muchos años de discusión, el pasado 20 de enero se realizó la declaratoria de constitucionalidad en la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión y se envió al Ejecutivo Federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación, la Reforma Constitucional que cambia la denominación del Distrito Federal y la convierte en la Ciudad de México, una entidad federativa más de la República.

Ahora, la Ciudad de México será una entidad federativa autónoma, por lo que dejará de estar sujeta directamente a lo que un artículo de la Constitución exprese.

Por supuesto, que dicha reforma Constitucional es mucho más que un simple cambio de nomenclatura. Ahora, la Ciudad de México será una entidad federativa autónoma, por lo que dejará de estar sujeta directamente a lo que un artículo de la Constitución exprese.

Esto quiere decir que la Ciudad de México contará con una Constitución Local al igual que el resto de las Entidades Federativas y gozará de autonomía respecto a su régimen interior y su organización político-administrativa.

Para la creación de la Constitución Local de la Ciudad de México, habrá una Asamblea Constituyente Conformada por 60 Diputados electos de forma plurinominal de una sola circunscripción en la que podrán participar candidatos independientes; 14 Diputados Federales y 14 Senadores designados por los órganos de coordinación política de cada una de las Cámaras legislativas; y 6 integrantes designados por el Presidente de la República y 6 por el Jefe de Gobierno actual.

Para elegir a los 60 Diputados electos de forma plurinominal, el Instituto Nacional Electoral realizará una elección el domingo 5 de junio. De igual forma, los Diputados de la Asamblea Constituyente ostentarán el cargo de forma honorífica y tendrán hasta el 31 de enero del año 2017 para aprobar la Constitución Política de la Ciudad de México.

La Ciudad de México tendrá un Congreso Local —en lugar de una asamblea legislativa— conformado por el número de Diputados que establezca la Constitución Local.

Asimismo, la Ciudad de México tendrá un Congreso Local —en lugar de una asamblea legislativa— conformado por el número de Diputados que establezca la Constitución Local. Este Congreso podrá, al igual que el resto de las Entidades Federativas, votar respecto a los asuntos que busquen modificar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Las Delegaciones se convierten en demarcaciones territoriales, por lo que la Constitución determinará el número de demarcaciones territoriales y su denominación. Estas tendrán Alcaldías en lugar de Jefes Delegacionales, las cuales se conformaran por un alcalde y un concejo de entre 10 y 15 concejales.

La Ciudad de México continuará con un Jefe de Gobierno en lugar de un Gobernador. Pero independientemente de la denominación, le corresponderá al Jefe de Gobierno ejercer las funciones administrativas de la Ciudad de México.

Por último, la Ciudad de México continuará con un Jefe de Gobierno en lugar de un Gobernador. Pero independientemente de la denominación, le corresponderá al Jefe de Gobierno ejercer las funciones administrativas de la Ciudad de México.

Por este gran avance en la democracia y en el sistema político de nuestro país es que reitero: hasta pronto Distrito Federal, bienvenida Ciudad de México.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Intimidades Públicas: “¿Qué importa el Chapo? ¡El dólar!”

“Hay quienes quieren correr sin saber caminar.”- Esolam

Misión cumplida: el Chapo ha sido detenido. Ese fue el mensaje del Presidente Enrique Peña Nieto que circuló por todos los medios de comunicación y las redes sociales del mundo.

Después de haberse fugado por segunda vez y ser capturado por tercera ocasión, está noticia ciertamente es positiva aunque difícilmente será una forma convincente de legitimar a la administración federal actual.

Después de haberse fugado por segunda vez y ser capturado por tercera ocasión, está noticia ciertamente es positiva aunque difícilmente será una forma convincente de legitimar a la administración federal actual. En todo caso, debe de ser considerado como un respiro en un momento abrumador.

Indiscutiblemente existen un sinfín de asignaturas pendientes que resultan mucho más importantes que la recaptura del narcotraficante más influyente del mundo, o al menos eso es lo que algunos piensan. Ejemplo de ello, es el alza que está viviendo el dólar vs el peso mexicano.

Ante la noticia de su captura, no faltaron —como regularmente sucede— quienes además de parecerles algo irrelevante, nombraron dicho acontecimiento como una cortina de humo ante la “descontrolada” alza del dólar de los últimos días: de nueva cuenta el sospechosismo está de vuelta.

Lo peor en esta situación no es la pluralidad de percepción popular. Me refiero a que cualquier es libre de pensar lo que quiera acerca de la captura y lo que esto representa. Lo peor, es que en más de uno, encontré la voz de inconformidad que expresaba su indiferencia por la captura, y que pedían en todo caso, tomar cartas en el asunto del problema económico internacional —como si nada se estuviera haciendo— que ciertamente poco depende del gobierno mexicano.

Nos han acostumbrado a dudar en todo momento sobre la legitimidad de las cosas y pareciera que preferimos que así sea.

Utilizo esta situación como ejemplo de la mentalidad tan frágil que tenemos para atender los asuntos públicos relevantes de nuestro país. Nos han acostumbrado a dudar en todo momento sobre la legitimidad de las cosas y pareciera que preferimos que así sea.

No, en México estas situaciones no nos unen como nación, de hecho hacen lo contrario. Si esto hubiera pasado en Estados Unidos o Francia o cualquier nación con un verdadero sentimiento nacionalista, sería una victoria de todos los ciudadanos. Pero no, en México, la victoria es una mentira, y además solamente de algunos pocos.

La visión de corto plazo que tenemos nos lleva a preferir soluciones que influyan directamente es nuestros bolsillos, pero no que nos impulsen como nación. De ahí que reformar las instituciones no convence, y lo hace sólo cuando genera un beneficio inmediato.

La visión de corto plazo que tenemos nos lleva a preferir soluciones que influyan directamente es nuestros bolsillos, pero no que nos impulsen como nación. De ahí que reformar las instituciones no convence, y lo hace sólo cuando genera un beneficio inmediato.

Por eso, independientemente del partido político que gobierne, que las cosas sean diferentes no dependen de éste, sino de nosotros. De nosotros los ciudadanos, quienes independientemente de la esfera de la sociedad en la que participemos, debemos entender que nuestra mentalidad nos define no sólo como personas, sino también como nación.

Que la captura del Chapo sirva como reflexión para entender la importancia de aprovechar estos momentos para generar unidad en lugar de diferir. Si logramos esto, entonces sí podemos hablar de victorias.

Que la captura del Chapo sirva como reflexión para entender la importancia de aprovechar estos momentos para generar unidad en lugar de diferir. Si logramos esto, entonces sí podemos hablar de victorias.

Estoy seguro que el día que los mexicanos cambiemos, México será diferente.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Intimidades Públicas: “Logros y retos legislativos en el Congreso de la Unión”

“Y en este año nuevo, todo permanece viejo.”– Esolam

Empezó el 2016 y será hasta el primero de febrero cuando inicien de nuevo formalmente el periodo de sesiones en el Congreso de la Unión.

Tanto la Cámara de Diputados como la de Senadores, regresaran a sesionar para destrabar y ajustar legislativamente los temas de interés político y social que permitan continuar con un desarrollo de nuestro país.

La legislatura anterior fue denominada como una legislatura transformadora debido a la enorme cantidad de reformas constitucionales y estructurales que fueron discutidas y aprobadas en el marco de Pacto por México.

La legislatura anterior fue denominada como una legislatura transformadora debido a la enorme cantidad de reformas constitucionales y estructurales que fueron discutidas y aprobadas en el marco de Pacto por México.

Independientemente de los resultados que estas reformas han generado —existe quienes creen que no han sido fructíferos—, en el Poder Legislativo, la conciliación para la generación de acuerdos no sólo debe de ser una constante, sino una premisa con la que se debe cualquier actor político involucrado en este Poder debe de contar.

Aun siendo muy temprano para juzgar, la actual Legislatura ha comenzado a brindar destellos de conciliación entre las distintas fuerzas políticas para generar acuerdos Legislativos.

Aun siendo muy temprano para juzgar, la actual Legislatura ha comenzado a brindar destellos de conciliación entre las distintas fuerzas políticas para generar acuerdos Legislativos.

Como ejemplo de esos destellos —y sin duda logros—, se encuentra la aprobación a la Reforma Política al Distrito Federal, con la cual se convierte en el Estado número 32 de la República; la reforma al PENSIONISSSTE, con la que el fondo de pensiones de los trabajadores se actualiza para ser más moderno, pero sobretodo más competitivo en el contexto de las afores actual; la Reforma Constitucional con la cual se desindexa el salario mínimo y crea la Unidad de Medida y Actualización que será la que fije las multas y otros estándares.

Asimismo, se aprobó la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales con la que se generan incentivos para que en las zonas más marginadas del país exista un desarrollo diferenciado; también se aprobó la Ley de Disciplina Financiera, que viene a ajustar la deuda descontrolada con la que diversas Entidades Federativas cuentan actualmente.

Ante estos logros, el reto que se avecina consiste en seguir generando acuerdos con la intención de que el desarrollo del país sea cada vez mayor. Estoy seguro que la presente Legislatura será la que no sólo continué con la inercia transformadora del marco jurídico de país, sino la que legisle sobre los temas importantes que requieren de prontas respuestas, como por ejemplo: las drogas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Intimidades Públicas: “Ni los 15 años de campaña permanente han bastado para que AMLO sea Presidente”

“No todo lo que se dice está dicho.”– Esolam

La historia política en México durante el siglo XXI es incomprensible si no se incluye a un actor político que ha generado un sinfín de reacciones durante los diversos comicios en los que ha participado: Andrés Manuel López Obrador.

Hablar de López Obrador es hacer referencia al líder político más importante que la izquierda mexicana ha tenido, no sólo en la historia reciente, sino talvez, en la totalidad de la misma de nuestro país.

Han existido diversas situaciones en las que ha mantenido una “promoción” constante de su persona, aprovechando los distintos medios políticos y las lagunas legales.

Su polémica personalidad ha generado que a través de los años los ciudadanos lo identificaran en el espectro de aprobación sin ningún punto medio: o es amado o simplemente odiado. Hay que mencionar, que desde que ejerció la función pública como Jefe de Gobierno del Distrito Federal hasta ser en dos ocasiones —2006 y 2012— candidato de la coalición de la izquierda a la Presidencia de la República, han existido diversas situaciones en las que ha mantenido una “promoción” constante de su persona, aprovechando los distintos medios políticos y las lagunas legales.

Para quienes tenemos un gusto especial por la política y especialmente por los procesos electorales, no nos es desconocida la importancia de la reforma político-electoral del 2007, la cual modificó la legislación para que los partidos políticos tuvieran acceso —solamente— a los tiempos oficiales del Estado para promocionar sus plataformas políticas.

Esta reforma además de permitir una mayor equidad en el uso de los medios de comunicación para promocionar a las distintas ofertas políticas, prohibió la posibilidad de los propios partidos de obtener mediante sus propios recursos económicos espacios en la radio y televisión.

Desafortunadamente, existen quienes como AMLO lucran con un principio fundamental del derecho: “todo lo que no está expresamente prohibido por la ley está permitido”.

Desafortunadamente, existen quienes como AMLO lucran con un principio fundamental del derecho: “todo lo que no está expresamente prohibido por la ley está permitido”. Si bien lo anterior es cierto, se debe de tener mucho cuidado especialmente cuando se trata de una promoción personal, que en todo caso derivará a la posible obtención de un puesto público.

Ha utilizado los espacios en radio y televisión que le fueron otorgados a su Partido, para promocionarse de forma personal y sin incluir dentro de los mismos algún esbozo de la plataforma política de su partido.

López Obrador, quien fue recientemente nombrado como Presidente del partido político MORENA, ha utilizado los espacios en radio y televisión que le fueron otorgados a su Partido, para promocionarse de forma personal y sin incluir dentro de los mismos algún esbozo de la plataforma política de su partido.

No hay que confundir como una realidad el hecho que al presidir un partido político se pueda usar entonces de manera personal los spots que fueron otorgados para radio y televisión. Justificar esta conducta sería como tolerar que todo lo que no está expreso en cualquier Ley se puede realizar, aún y cuando sean conductas que contravengan de forma positiva a la sociedad. Lo más preocupante es que quien lo realiza tiene anhelos legítimos de gobernar, y que si al gobernar lo hace de la misma forma, entonces tendríamos un gobernante que para bien o para mal juega con la ley.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Intimidades Públicas”: Sobre la mariguana: la SCJN dice “sí”, Peña Nieto dice “no” pero no depende de ninguno.

“A veces el mayor problema es tener muchas soluciones.”- Esolam

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, optó por manifestar su rechazo de forma personal ante la posibilidad de que esto pudiera ampliarse y generar otras consecuencias.

Mientras que la primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió un fallo a favor respecto a un amparo promovido por 4 personas que habían utilizaron tal recurso con la finalidad de poder usar la marihuana con fines recreativos, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, optó por manifestar su rechazo de forma personal ante la posibilidad de que esto pudiera ampliarse y generar otras consecuencias.

Si bien son necesarios más precedentes para sentar formalmente una jurisprudencia que permita que la totalidad de las personas puedan utilizar recreativamente la mariguana, dicho precedente adelantó los tiempos para que el debate se acelerara y esté cada vez más cerca de profundizarse.

El termómetro político es tal que los partidos políticos en voz de sus líderes han declarado que es necesario un debate profundo respecto a un tema tan sensible como el aumento en la legalización de la droga.

El termómetro político es tal que los partidos políticos en voz de sus líderes han declarado que es necesario un debate profundo respecto a un tema tan sensible como el aumento en la legalización de la droga y los fines para la que esta podrá ser utilizada.

A la declaración de los partidos políticos se suman distintos funcionarios del Gobierno Federal, así como los líderes de las principales fracciones parlamentarias tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República.

Y es precisamente el Poder Legislativo quien debe fungir como caja de resonancia respecto a un tema tan importante como el que está en discusión, y de esta forma, que no sólo se dé el obligado debate, sino también la tan anhelada respuesta.

Por supuesto, que la inclusión del poder Ejecutivo y el Poder Judicial son importantes para abordar este tema que requiere de un análisis profundo, pero independientemente de esta importancia, dependerá del Poder Legislativo por sus facultades Constitucionales que este tema tan polémico encuentre un cauce que sea el realmente conveniente para una sociedad como la nuestra.

Las modificación a lo que actualmente establece la Legislación en el rubro de la mariguana pareciera que resulta a una obligación implícita, pero está obligación caerá más pronto de lo esperado en una discusión legislativa que brindará un panorama distinto en este tema, pero sobretodo que sumará un sinfín de voces que harán además de nutrida la discusión, muy difícil de conciliar.

Hablamos entonces que en la presente Legislatura se dará el debate y obtendremos de los resultados de lo que sería una verdadera legalización para los distintos usos de la marihuana.

Y para finalizar, dos ministros de la SCJN terminan próximamente su periodo. Dicho Poder ya notificó al Ejecutivo sobre las vacantes existentes, pero bueno, ese es otro tema…

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Intimidades Públicas”: La polémica #LeyFayad y su impacto en la libertad de expresión en el Internet

“Y es que su única libertad resultó ser ficticia.”- Esolam

En días pasados, el Senador de la República Omar Fayad, presentó una iniciativa con proyecto de Decreto por el que se expide la “Ley Federal para Prevenir y Sancionar a los Delitos Informáticos”. Dicha iniciativa ha causado una gran polémica en las redes sociales por los términos que utiliza y las ambigüedades que para muchos usuarios de internet existen en su redacción. El costo político que ha sufrido el Senador por presentar dicha Ley ha sido muy alto. En los últimos días el #LeyFayad ha sido utilizado en diversas redes sociales, e incluso en Twitter fue trending topic durante muchas horas.

Una Ley que busque regular las acciones que suceden en los distintos espacios de navegación de Internet, siempre causará revuelo; después de todo resulta impensable se regule lo que para muchos es el único espacio independiente que existe en la sociedad.

La preocupación no debe de ser menor. Una Ley que busque regular las acciones que suceden en los distintos espacios de navegación de Internet, siempre causará revuelo; después de todo resulta impensable se regule lo que para muchos es el único espacio independiente que existe en la sociedad.

El espíritu de la iniciativa es bueno, pero en su cuerpo existen áreas de oportunidad que requieren de un análisis más profundo y técnico del tema. Por ejemplo, la iniciativa habla de regular y castigar a quienes cometan “ciberdelitos” como el Hacking, Cracking, Phishing, Evil Twins, Pharming, Spamming, entre otros; pero durante su “regulación” deja abierto a que prácticamente una gran mayoría de los usuarios puedan ser criminalizados.

El espíritu de la iniciativa es bueno, pero en su cuerpo existen áreas de oportunidad que requieren de un análisis más profundo y técnico del tema.

En este sentido, la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) emitió un comunicado en el que expone las diversas formas en las que cualquier usuario se convierte en un actor vulnerable ante esta Ley.

Un ejemplo es el artículo 3º el cual define como un “código malicioso” a cualquier “programa o código de sistema informático creado específicamente para dañar, interrumpir o afectar un sistema informático, así como obtener información o realizar ciberespionaje”. Situación que al llevarlo a la práctica, incluye a todos los softwares que existen, ya que de alguna u otra forma cualquier software realiza lo anterior.

Otro ejemplo, es lo que en el artículo 21 del proyecto de Ley se denomina como “intimidación”, y que incluye a cualquier persona que “a través de medios informáticos, acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de Internet”. Dicho de otra forma, cualquier persona que afecte a otro —con la relatividad que esto incluye— puede ser castigada por la Ley.

La realidad es que existen quienes confunden la libertad de expresión —y lo justifican— en el internet con el daño hacia otras personas. Por eso, la Ley debe de ser muy puntal para que realmente tenga el alcance que pretende: castigar a quienes comenten los verdaderos crímenes cibernéticos.

La Ley debe de ser muy puntal para que realmente tenga el alcance que pretende: castigar a quienes comenten los verdaderos crímenes cibernéticos.

Considero que de este proyecto de Ley se puede obtener una regulación positiva, que sirva para que los crímenes que realmente existen en la red puedan ser castigados como se merece.

Espero que quienes son especialistas en este tema, se sumen al debate constructivo, y en lugar de criticar una postura, compartan su conocimiento para ver como sí se puede hacer algo en un tema que cada vez es más amplio y afecta a muchas personas.

Si se siguen cometiendo delitos cibernéticos como los fraudes, robos, expropiación de los derechos de autor, entre muchos otros, el único avance que tendremos es al de una libertad que lejos de ser real, resultó ser ficticia.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”