La Taquería

2019: Un Año de Cambios

Comparte este artículo:

La última semana de año es maravillosa, huele a navidad, se abren los presentes, hay comida al por mayor, se espera ansioso el nuevo año. Muchas familias aprovechan estos momentos para estar unidos ya que el trabajo, la escuela u otras situaciones, son factores que los mantienen alejados.

En este momento las personas suelen hacer un recuento de su año, analizan las cosas buenas y malas, además de hacer una lista de propósitos para iniciar el día uno de 365 (en este caso 366) con una meta a cumplir. 

Desde el año pasado, además de hacer una retrospección en mi vida, hago una de mi comunidad y mi país para saber en que acertamos, fallamos y como podemos mejorar. A continuación comparto un resumen de mi reflexión. 

2019 fue un año lleno de cambios y transformaciones políticas que marcaron nuestro país. 

En enero, el gobierno decidió lanzar su estrategia contra el “huachicol” por lo que diversos ductos que suministraban combustible al país fueron cerrados; esto ocasionó desabasto y lejos de organizarnos como comunidad para que todos tuvieran acceso al producto, decidimos ver por nosotros y llenar los tanques de todos los autos del hogar aunque no fueran necesarios. 

Sin duda alguna, este año fue el marco de una crisis de seguridad que acabó con la vida de miles de personas, algunas en batallas por territorio, otras por el simple hecho de ser lo que son. Los feminicidios estuvieron a la orden del día y pareció que el gobierno no estuvo ni un poco preocupado por hacer justicia. ¿Cómo respondió la comunidad? Manifestaciones, marchas, bailes y cánticos. Es cierto, algunos monumentos fueron lastimados; los políticos le dieron más importancia a esto que a los reclamos.

Octubre fue un mes fallido, el operativo militar para detener a Ovidio Guzmán López desencadenó balaceras, bloqueos y enfrentamientos entre militares y narcotraficantes. El Cártel de Sinaloa fue más fuerte que el gobierno y el gabinete de seguridad tomó la decisión de liberarlo. ¿Le abrimos la puerta a otra clase de fuerza?

El gobierno mexicano le dio asilo político a Evo Morales, situación polémica. Además, en noviembre, presuntos miembros del crimen organizado masacraron a integrantes de la familia LeBarón; un día después Donald Trump ofreció su ayuda para limpiar al país de los maleantes. Tiempo después se confirmó que Estados Unidos planeaba considerar a los cárteles mexicanos como terroristas, lo que permitiría que este país desplegara comandos armados sin autorización en nuestro territorio. 

A pesar de tantas cosas negativas que sucedieron en el país y en el estado, en el mes de noviembre, saliendo de mi trabajo, volteé al Cerro del Obispado, vi la bandera ondear y me di cuenta de lo enamorada que estoy de México. Es mi nación, son mis símbolos patrios, mi cultura, mi música, mi gastronomía, mi gente, y yo represento todo eso día con día, sin importar donde este. 

Este año que acabó estuve más pendiente de lo que sucedió a mi alrededor, este año decidí levantar mi voz ante las injusticias, este año comencé un cambio de hábitos, este año ayudé a transformar el pensamiento de mi familia y amigos en algunos temas sociales y políticos, este año fui mejor ciudadana. 

Pero la labor no terminó, en este próximo año me comprometo a ser mejor ciudadana, a involucrarme más en mi gobierno y a ayudar a otros a involucrarse, a hacer más que escribir y hablar cuando algo no me parece correcto, a apoyar causas sociales con las que me identifique, a ser mejor hija, hermana, compañera, amiga y novia, porque estoy convencida de que el cambio positivo comienza con pequeñas acciones que contagias a los demás. 

Y a ti, que llegaste hasta aquí, te invito a que te pongas un propósito que ayude a mejorar tu entorno. Yo estoy segura de que poco a poco podemos transformar nuestra comunidad para cambiar una ciudad, y la suma de estas podrá restaurar el país.