La Taquería

Aritmética electoral y convicciones políticas

Comparte este artículo:

Esto podría ser el título del análisis de los resultados de la pre-pre “encuesta” presentada por El Norte en vista de la elección de gobernador de Nuevo León que se desarrollará en 2021. En un año más, ya sabremos cuales serán los candidatos escogidos por los principales partidos.

¿Prevalecerá la aritmética electoral de los partidos políticos, o las convicciones políticas de los candidatos? El análisis de El Norte descarta a Adrián de la Garza en beneficio de Clara Luz Flores, para abanderar las pretensiones del PRI. ¿Será vaticinio seguro o dentro de un par de meses nos presentarán otra “encuesta” en la cual Clara Luz será candidata de Morena y Adrián candidato del PRI? ¿Cómo candidata de Morena, Clara Luz adicionaría los votos de Tatiana y los suyos del PRI? ¿Qué le quedaría a Adrián? ¿Y qué harán los del otro bando? ¿Sumarán los votos de Samuel y los de Víctor Fuentes en una alianza más especulativa todavía como sería la del PRIMOR?

No cabe duda que frente a estas elucubraciones, toma cada día más fuerza la necesidad de una segunda vuelta electoral. La democracia electoral carece de sentido si el ganador no representa una mayoría clara, o por lo menos indiscutible,  de los electores.

No estoy seguro que todavía se pueda hablar de convicciones políticas en materia electoral. ¿Habrá un diferenciador ideológico entre los candidatos o solamente habrá una diferencia de intereses? Desde la desaparición de la Unión Soviética, la diferencia ideológica entre izquierda y derecha ha perdido mucho de su sentido. El comunismo chino tiene fuerte olor a capitalismo agresivo, y los socialismos europeos, tan exitosos en la segunda mitad del siglo XX, están fuertemente cuestionados por toda clase de chalecos amarillos.

¿Entonces? Regresamos a la pregunta inicial. Si ya no existen diferenciadores ideológicos significativos, debemos confiar solamente en aritmética electoral y en evaluación subjetiva de los  intereses de los candidatos?

¿Con el riesgo fatal de volver a toparnos con algún Bronco o similar, escapado de un manicomio o en vía de ingresar a uno?