La Taquería

Diferente partido, lo mismo de siempre

Comparte este artículo:

Hace poco asistí a un panel en el ITESM donde los dirigentes nacionales del PRI, PAN y MORENA iban a dialogar con los jóvenes sobre los rumbos de cada uno de sus partidos.

Asistí con un una mente objetiva y lista para criticar; no tenía mucha esperanza de Marko Cortés del PAN o Alejandro “Alito” Moreno del PRI pues ya estos partidos tienen discursos preparados y repetitivos. Sin embargo, sí tenía esperanza en que Yeidckol Polevnsky, dirigente de MORENA, tuviera algo diferente que decir y demostrara que en verdad quieren hacer un cambio.

Mi decepción fue absoluta. No pude ni siquiera quedarme a escuchar el panel completo, porque simplemente lo que cada uno de los dirigentes decían eran mentiras, incongruencias y sobre todo comentarios hipócritas con lo que realmente hacen en la arena política, y fue tanta mi desesperación que simplemente salí del evento.

Del PRI y PAN ya no sorprende que hablen sobre ser partidos que defienden la libertad y democracia y que los políticos corruptos no son tolerados. De ellos nos queda decir nada y no me voy a enfocar en ellos, porque no vale la pena analizar su discurso.

Pero Yeidckol dijo dos cosas que no se me van de la mente:

1) Que la percepción de la inseguridad ahora está sesgada porque ahora “los números no se miden como en el pasado” y

2) Sólo los partidos conservadores son los que recortan el presupuesto a los programas sociales

Ambas declaraciones son falsas y solo muestran la cobardía que tienen para aceptar sus errores. No es posible que MORENA se haya lanzado como la “cuarta transformación” y de transformación tenga más negativo que de positivo.

En el primer argumento se puede reflejar en que MORENA es el partido con el inicio de sexenio más violento, pues el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indica que de enero 2019 a octubre 2019 en materia de homicidio han habido alrededor de 27 mil casos, a comparación del inicio de Enrique Peña Nieto en 2013 con 23 mil y Felipe Calderón en 2007 con 10 mil.

Sobre el segundo punto quisiera realizar unas simple preguntas: ¿si solo los partidos conservadores disminuyen los programas sociales, el hecho de que AMLO haya eliminado comedores comunitarios, recortado presupuesto a hospitales, apoyo a la vivienda y atención a jornaleros agrícolas, entre otros, significa que Morena es conservador?

Entonces Yeidckol, ¿qué es exactamente lo que están haciendo diferente? ¿El decir “abrazos, no balazos”? ¿Criticar cada mañana a los fifís, conservadores o cualquier medio que esté en su contra? ¿O el decir todos los días que son la esperanza de México? Porque para mí las acciones hablan más que las palabras, y aunque AMLO solo lleva un año en mandato, ha tenido otros 12 años para desarrollar un mejor plan. El buscar excusas y deslindarse de su responsabilidad de aceptar que han habido fallos no es justo para los mexicanos que votaron por ustedes creyendo en verdad en un cambio, y es mejor reconocer, aceptar y cambiar que solo desviar los temas controversiales y vivir en una burbuja de felicidad en la cuarta transformación.