La Taquería

¿La (Des) Esperanza de México?

Comparte este artículo:

Escribo estas líneas desde la perspectiva de un ciudadano (más) atento a la cosa pública del país. Y es que en vísperas del Primer (o Tercer) Informe del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, la reflexión, autocrítica y conciliación, son esenciales para conducir la política contemporánea a buen puerto. Como muchos otros, la narrativa de campaña de nuestro ahora Presidente, me convenció y también generó inquietudes respecto a su comportamiento con sus contrincantes. Creo, sinceramente, que nuestro país está transitando por terrenos que pueden reconstruir lo perdido o destruir lo ganado. Porque el “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”, son en mi parecer, sumamente fundamentales; pero creo, que existen aristas donde la falta de autocrítica está cegando a aquellos que prometieron ser diferentes a los indolentes, a los indiferentes, a los autoritarios. 

Escribo desde una naciente preocupación ante episodios que son intentos, a mi parecer, de elaborar un nuevo juego político bajo nuevas reglas, que beneficiarían sólo a los incondicionales del poder actual, sin embargo, el argumento de aquellos a favor es la construcción de un nuevo régimen político que abone a la joven democracia mexicana. Pero tenemos sucesos que nos generan una preocupación sobre focos rojos de la falta de principios democráticos de aquellos que dicen defenderla; sucesos como la Ley Bonilla en Baja California que intenta prolongar el periodo del Gobernador Electo Jaime Bonilla; el intento de permanencia de la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; los calificativos a la prensa crítica a su gobierno; le remoción del Fiscal General del Estado de Veracruz por parte de la Comisión Permanente del Congreso Local, sin atender a lo estipulado en la Constitución y en la Ley; la voracidad de MORENA en Quintana Roo en donde la mayoría legislativa en el Congreso Quintanarroense aplicó una Ley sin vigencia pero a modo, para mantener control de la Presidencia; y ejemplo tras ejemplo de lo que a todas luces, es un intento deliberado de tener un entramado jurídico y político a modo, y tiene que ver con que uno de los límites que no se deben cruzar, es  modificar las reglas para evitar que exista un cambio o transición, apostando a la permanencia en el poder, y ello tiene una naturaleza autoritaria que va en contra del génesis del mismo movimiento que ahora ostenta el poder. 

Escribo con la intención de incitar la autocrítica de las personas afines a la Cuarta Transformación; escribo desde la estridencia y el apoyo para tener una verdadera transformación, porque nos urge, porque no tenemos más tiempo, porque vivir una verdadera democracia en México no se puede postergar aún más. Yo no quiero a un presidente omnipresente en la vida política, sino un presidente que sea intransigente con lo autoritario y lo antidemocrático. Porque celebro que ahora vayan primero los pobres, pero también es importante no caer en contradicciones al implementar la agenda social. Escribo desde la esperanza que prometió ser el Movimiento de Regeneración Nacional y el Presidente Andrés Manuel; escribo desde la intención de revirar y llegar a la tierra prometida. 

Rene Ramírez
Acerca de Rene Ramírez
Asesor Legislativo obsesionado con Star Wars. Abogado de nacimiento y politólogo de corazón. Profesor universitario y columnista en diferentes medios. Socialdemócrata Taquero.