Internacional, Noticia

Elecciones en Grecia: Se acaba el sueño populista de Alexis Tsipras

Comparte este artículo:

Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia desde el 2015, y su partido Syriza sufrieron una dura derrota este domingo, con los resultados apuntando que el partido de centro-derecha, Nueva Democracia, tomará las riendas del país con una mayoría absoluta. Su próximo primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, quien fue originalmente un banquero, prometió reformas a las políticas migratorias griegas al igual que “un paso ordenado” para la mejora económica de Grecia.

Las elecciones se dieron después de un pésimo desempeño de Syriza en las elecciones para el Parlamento Europeo, obligando así a Tsipras a reconocer su popularidad decadente: al momento de convocar las elecciones, sólo el 26% de la población griega aprobaba su trabajo. 

Syriza saltó a la fama en el 2015, al ser el primer partido populista de izquierda radical que llegaba al poder en Grecia (y el primero de muchos partidos populistas en darse a conocer en Europa). Éste ambicionaba terminar las “políticas de austeridad” impuestas por la Unión Europea, sobre todo por Alemania, y amenazaba con salir de la UE  y del Euro en caso de que no se llegara a un acuerdo satisfactorio.

También fue el primero (de muchos) partidos populistas en ser acusado de financiar sus operaciones con dinero de la Rusia de Vladimir Putin.

Originalmente, la troika europea, que consiste en la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, ignoraron las demandas griegas debido a la aplastante deuda heredada y pidieron más recortes al Estado griego. En cambio, se le otorgarían 100 mil millones de dólares a las arcas griegas, salvándolo así del colapso económico inminente ante las amenazas de empresas e inversionistas de sacar su dinero del país.

Ante esta situación, Tsipras convocó un referendo sobre el acuerdo, donde un rotundo 61% votó en contra de lo acordado. Sin embargo, aunque el referendo pedía reiniciar las negociaciones debido a las políticas de austeridad, Tsipras accedió a un nuevo acuerdo con medidas aún más duras de austeridad, para ceder así a las demandas de inversionistas y de la Unión Europea. La acción hizo que varias de las figuras más importantes (así como polémicas) de Syriza, como el exministro de Finanzas Yanis Varoufakis, abandonaran el gobierno.

Si bien la austeridad, caducada ya desde el 2018, sirvió para mejorar el panorama económico de Grecia, ésta provocó que la base electoral de Syriza se desplomara. Prueba de eso es el voto joven, con el 41% votando por el partido de Mitsotakis, uno de los viejos partidos tradicionales en Grecia.

La magnitud de la derrota de Syriza va en contracorriente con la tendencia en Europa, ya que los partidos de abolengo han ido perdiendo terreno contra nuevos partidos de corte populista.

(Fuente: The Guardian, El Diario y El New York Times)

Avatar
Acerca de Diego Zermeño Sánchez
Originario de Monterrey, México, es un estudiante de la Licenciatura de Relaciones Internacionales en el ITESM comprometido con la democracia, el pluralismo y el buen debate.