Internacional, Noticia

Brasil sigue talando: la deforestación del Amazonas aumenta 88% en un mes

Comparte este artículo:

En el segundo mes consecutivo de alzas en la deforestación amazónica, se reportó que 920 km cuadrados de la selva amazónica brasileña fue talada, un aumento del 88% con respecto al mes anterior.

Esto es equiparable a un área mayor a todo el municipio de Monterrey, de 894 km cuadrados.

Tan solo en los primeros 11 meses de la administración de Jair Bolsonaro, más de 4500 km cuadrados del Amazonas ha sido eliminados, sonando alertas para grupos ambientalistas, detractores del gobierno, al igual que otros gobiernos del mundo. La Unión Europea, que apenas la semana pasada cerró negociaciones con el Mercosur para un área de libre comercio, había dejado en claro que los compromisos con el medio ambiente eran clave para la firma eventual del tratado comercial. Inclusive se habló de cláusulas ambientales para asegurar el cumplimiento del Acuerdo Climático de París.

La oficina de la presidencia brasileña declinó comentar al respecto. El Ministro del Medio Ambiente, Ricardo Salles, simplemente afirmó que “estamos tomando todas las medidas para combatir la deforestación ilegal.”

“El Amazonas es un símbolo.”

Como el bosque tropical más grande del mundo, el cuidado del Amazonas resulta imprescindible ante la emergencia climática debido al calentamiento global. Brasil tiene el 60% de la selva dentro de sus fronteras, por lo que asesores del gobierno bolsonarista han llegado a despreciar la idea del Amazonas como patrimonio global. En palabras del General Augusto Herrera Pereira, “el Amazonas es brasileño, es la herencia de Brasil y debería ser tratado por Brasil únicamente para el beneficio de Brasil.”

Esta misma postura gubernamental va de la mano con actitudes más agresivas contra ONGs locales e internacionales, al argumentar que son “agentes extranjeros” que “esconden intereses estratégicos, económicos y geopolíticos.”

Según Paulo Adario, un estratega para Greenpeace, “todo indica” que la deforestación empeorará con Bolsonaro al mando. No obstante, rescató que si los daños al espacio verde llegan a ser mayúsculos, esto “será una pesadilla para Bolsonaro,” debido a la presión internacional.

“Esto es algo realmente importante desde un punto de vista internacional y brasileño, ya que el Amazonas es un símbolo.”

(Fuentes: The Guardian, O Globo y Bloomberg News)

Avatar
Acerca de Diego Zermeño Sánchez
Originario de Monterrey, México, es un estudiante de la Licenciatura de Relaciones Internacionales en el ITESM comprometido con la democracia, el pluralismo y el buen debate.