La Taquería

Democracia en peligro

Comparte este artículo:

En mi personal apreciación, es lamentable que los organizadores de la manifestación “anti AMLO” de este domingo en los alrededores de la macro plaza de Monterrey, hayan caído en un mimetismo insensato, o irreflexivo, para, burlándose de las prácticas inválidas del peje, recurrir a una votación a mano alzada para decretar el juicio político contra el presidente. 

Burlarse de las prácticas ofensivas del presidente y aplicarlas al mismo tiempo, es validarlas; por lo menos, no descalificarlas. Este tipo de manifestación merece organizadores más sensatos y mejores políticos. No se combate el populismo con otro populismo. Es hacer poco caso del proceso destructivo sistemático de la democracia que el presidente y Morena están aplicando semana tras semana, de plaza pública en rancho y de sesión del Congreso a otra sesión del Congreso de lo poco rescatable que había logrado la transición democrática. 

Desde fines del siglo pasado hasta el proceso que permitió al actual presidente revindicar una elección indiscutible, fue madurando un proceso basado en una expresión democrática popular vigilada por instituciones (muy costosas por cierto) aprobadas por el mismo pueblo. Por lo menos, se había llegado a una forma aceptable de democracia representativa. De repente, la falsa democracia participativa, está matando al mismo tiempo la democracia representativa y la propia democracia, tal cómo la idean las sociedades occidentales. 

La vocación democrática de AMLO es una ilusión; cualquiera diría que es una farsa. Ya lo demostró a través de supuestas consultas populares que no son sino un engaño vil del cual, él es el que más se ríe, sino el único que se ríe. Así murió el NAIM, así nació la refinería de Dos Bocas y el tren maya. El peje se sigue riendo. La comunidad internacional de inversionistas, no deja de lamentarse. ¿Qué va a prevalecer? ¿La burla ofensiva de la democracia a mano alzada o la seriedad de instituciones que justifican el interés de la comunidad financiera internacional en el desarrollo de México? 

Todo indica que prevalecerá la primera, y que el proceso de nivelación hacía abajo que inició la cuarta transformación no tendrá donde pararse. ¿Abajo, hasta donde? ¡Ojo! Es muy difícil detener un tobogán. Por lo general, cae en una fosa llena de agua. Con el peligro de ahogarse.