Internacional, Noticia

Alto a protestas en Hong Kong presagian futuro incierto

Comparte este artículo:

El Consejo Legislativo de Hong Kong decidió posponer, por segunda vez, una audiencia para discutir la enmienda a la Ley de Extradición, la cual ha sido la causa de las protestas más grandes de la historia de la ciudad. La jefa del ejecutivo, Carrie Lam, no ha sido vista después de sugerir que las manifestaciones no eran más que un “disturbio organizado.”

Dicha enmienda habría hecho posible que personas de esta ciudad, cuyo sistema judicial es radicalmente diferente al del resto de la República Popular China, fueran extraditadas a la China continental para ser enjuiciados bajo este marco legal. Sin embargo, las sospechas y desconfianza por la casi nula posibilidad de recibir un juicio que respetara al Estado de Derecho provocó que cientas de miles de personas se presentaran furiosos en varios puntos de Hong Kong. Desde el martes 11 de junio, el descontento de la población hongkonesa se hizo notar en varias de las calles principales, con imágenes impactantes reluciendo manifestantes de todas las edades.

Además, medios internacionales han subrayado que la juventud ha mostrado una notable mejoría en su organización desde las protestas estudiantiles del 2014, sobre todo ante la ausencia de líderes o cabecillas que representen al movimiento. Una de las personas presentes mencionó al respecto que “todos quieren un líder de una manera u otra, pero simplemente hay demasiadas opiniones, posturas y enfoques diferentes entre nosotros.”

No obstante, esta situación ha obligado a los manifestantes a trabajar dentro de un espacio igualitario, donde cada uno asume un rol dependiendo de sus facilidades o inclusive su posición dentro de la protesta; por ejemplo, aquellos más cerca a las barreras constantemente reportaban al resto de la manifestación sobre movimientos de la policía antimotines.

Las protestas del miércoles fueron las que más violencia vieron debido al uso de gas lacrimógeno al igual que camiones hidrantes para dispersar a sus participantes. Hasta el momento, se registran casi 80 personas heridas, desde policías y manifestantes hasta periodistas. Así mismo, dos personas se encuentran en estado de gravedad.

Este evento es sólo otro de los altercados que han tenido autoridades de Beijing con esta ciudad denominada como “región especial administrativa.” Hong Kong pasó al control de China después de 99 años de control británico en 1997; no obstante, China decidió optar por una modalidad de “Un País, Dos Sistemas” por 50 años para que se mantuviera el sistema legal y económico al que estaban acostumbrados los hongkoneses mientras se desarrollaba el resto del país. Por años, Hong Kong fue la joya del crecimiento económico chino, invitando empresas y talento de renombre mundial a invertir libremente en cualquiera de sus mercados. Sin embargo, la explosiva aceleración del PIB chino, al igual que el posicionamiento de metropólises como Guangzhou, Shenzhen, Shanghai, Chongqing y Beijing, terminaron por reducir la importancia de la ciudad en el plano económico nacional.

Esto parece haber motivado al actual presidente chino, Xi Jinping, a comenzar la asimilación de facto de Hong Kong al sistema político y económico chino antes de tiempo. No sólo han habido iniciativas de ley que buscaban facilitar la intervención de Beijing en las leyes hongkonesas y sus planes de educación, sino también proyectos de infraestructura como el recientemente inaugurado puente Hong Kong-Zhuhai-Macau, que une a las dos regiones con el resto del país mediante una conexión de 55 kilómetros de largo.

Con el proceso para la discusión y aprobación de la enmienda frenado indefinidamente, Hong Kong mantiene la respiración al esperar qué es lo que sigue para su ciudad.

(Fuente: South China Morning Post)

Avatar
Acerca de Diego Zermeño Sánchez
Originario de Monterrey, México, es un estudiante de la Licenciatura de Relaciones Internacionales en el ITESM comprometido con la democracia, el pluralismo y el buen debate.