Internacional

EEUU: Boletín del Senado 23 criminaliza el aborto después de las 6 semanas en Ohio

Comparte este artículo:

De acuerdo al National Public Radio, Inc., el boletín del Senado 23 (SB 23) o  proyecto de ley “latidos de corazón” es una ley recién aprobada por el Senado de Ohio para prohibir el aborto desde la 5ta o 6ta semana de embarazo, mucho antes de que la mujer esté enterada de que está embarazada, al ser parecido a 2 semanas de retraso en su menstruación. Se considera esta una de las leyes relacionadas al aborto más restrictivas del país.

Se de la excepción a la ley en caso de que la vida de la mujer esté en peligro, sin embargo no se le da en caso de violación o incesto. Esta ley permite el uso de ultrasonidos transvaginales para detectar un látido más temprano en el embarazo.

“The essential function of government is to protect the most vulnerable among us, those who don’t have a voice. Government’s role should be to protect life from the beginning to the end.”

“La función escencial del gobierno es proteger a los más vulnerables de nosotros, los que no tienen voz. EL rol del gobierno debe de ser proteger la vida desde el principio hasta su fin.” Dijo el gobernador Mike DeWine mientras firmaba el proyecto de ley.

Grupos pro-vida esperan que esta ley sea el inicio del derroque de Roe v. Wade, la ley que despenalizó el aborto en Estados Unidos.

El proyecto de ley también penalizará a los doctores que lleven a cabo un aborto: se les considerará perpetradores de un crimen de 5to grado, una multa de hasta 20 mil dólares y 1 año de cárcel.

La Unión Civil de Libertades Americanas (ACLU por sus siglas en inglés) es un organismo ganador de múltipkes premios que defiende la libertad civil. La ACLU de Ohio presentará una demanda en contra del SB 23. Argumentan en contra de la prohibición de abortos después de la sexta semana e insisten que esta nueva ley es una violación a la constitución al romper el  Roe v Wade.

La ACLU ha sometido demandas similares al SB 23 en Iowa, Kentucky, Arkansas y Dakota del Norte. En estos casos, la corte ha nombrado la prohibición de abortos como inconstitucional.

En una entrevista con el Washington Post, el ginecólogo obstetro Daniel Grossman explicó lo que implica esta nueva ley para el tratamiento de los embarazos ectópicos. Este tipo de embarazo es diagnosticado cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero o en el lugar equivocado dentro de este.  Generalmente se diagnostican en el primer trimestre y no resultan en un nacimiento. Los embarazos ectópicos pueden causar hemorragias y rupturas fatales.

La versión más actualizada de la nueva ley tiene una excepción que permitiría la compañías de seguros cubrir un tratamiento que no existe: “A procedure for an ectopic pregnancy, that is intended to reimplant the fertilized ovum into the pregnant woman’s uterus.” “Un procedimiento para un embarazo ectópico, que pretende reimplantar el óvulo fertilizado dentro del útero de la mujer embarazada.”

“El tratamiento es ciencia ficción… no tenemos la tecnología para eso…nada se puede hacer para continuar ese embarazo… este es el ejemplo de como estos proyectos de ley no tiene nada que ver con la práctica de medicina o ciencia.” comentó Grossman al Washington Post.

 

(Con información del National Public Radio, ACLU Ohio y Washington Post)