La Taquería

#ElNidoDelGavilán: “Always sunny in Foxilandia”

Comparte este artículo:

Desde el advenimiento de la marea de Morena y lo que eso implique, el matrimonio PRI-PAN y la oposición en general siguen de capa caída. Incoherencias, incapacidad de generar liderazgo y muchos, muchos ridículos. En otra gran demostración de superación personal, en los pasados días, el ex presidente Fox afirmó que un comando armado habría irrumpido en su propiedad en Guanajuato… al final, era un grupo de escoltas que iba a una boda a un espacio contiguo a su propiedad…

La carrera de Fox como todos sabemos, pasó de ser un folklórico opositor de la derecha del Bajío a ser el primer presidente de la oposición. A partir de la segunda parte de su sexenio todo se vino abajo. Empezó a lanzarle flores y besos al PRI y a sus narcogobernadores, apoyó el desafuero contra AMLO, se enganchó en crisis diplomáticas con Cuba y Venezuela, metió su cuchara para maquinar el triunfo de Calderón y quedó como el traidor a la democracia que es y será.

Es muy triste lo que le ha pasado a Vicente en los últimos años, atrapado en Foxilandia, una realidad alterna a la vida donde él favorece a candidatos del PRI y del PAN al mismo tiempo, donde hace el ridículo en medios en Estados Unidos y se pretende miembro del “Contrapeso” de Javier Corral aka “Ternuritas”.

Se ha peleado con su partido, con ex colaboradores, se autohumillado en TV nacional y vive en la irracionalidad al twittear cualquier tontería, llamar mandilón a Andrés Manuel (sí, tal como lo lee) o andar en boxers a la Hugh Hefner en Las Vegas.

En estos días, presuntos habitantes de Foxilandia empezaron a vociferar contra unas fotografías publicadas en redes sociales de jóvenes que recibieron becas y demás apoyos del Bienestar del Gobierno Federal. 

Si bien, habrá que evaluar esa política pública de apoyos en efectivo a distintos grupos, es increíble escuchar en pleno 2019 ese nivel de clasismo y racismo contra los jóvenes al asumir que las gastarán en cualquier cosa y principalmente decir que no las merecen “porque es regalar dinero”. Estos ciudadanos son de los que piensan que darles dinero a los grandes empresarios es “fomento industrial” pero a las clases populares es “populismo”. Los que infantilizan a la gente y gozan del status quo de la desigualdad. Lo más importante: Aplauden medidas de grupos de derecha porque creen pertenecer a ella.

Ahora resulta que tanto Fox como Calderón solicitaron seguridad privada porque tienen “temores fundados” ante el lindo país que nos dejaron… y que niegan sistemáticamente. 

Finalmente, ante la respuesta positiva de AMLO para brindarle seguridad, Fox pasó de llamarle, “Lopitos” a “Señor Presidente”. Así las cosas, desde Foxilandia. 

Lo dicho, dicho está.