La Taquería

La Reforma de la Reforma Educativa y la Lucha por la Rectoría de la Educación

Comparte este artículo:

En días pasados, las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobaron con 48 votos a favor, 3 en contra y 9 abstenciones el dictamen de Reforma Educativa que, entre muchas otras cosas, plantea la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la pérdida de control del Sindicato sobre el reparto de plazas docentes.

Lo que bajo la inmediatez de la campaña, Mario Delgado, el ahora Coordinador de los Diputados Federales de MORENA señaló, y cito textualmente: “De la reforma educativa de Peña no quedará ni una coma”; pues al parecer no fue del todo cierto, pues lo aprobado parece ser mas una reforma a la reforma misma de Enrique Peña Nieto, rescatando lo que valía la pena, y modificando lo que bajo la óptica del Presidente, le hacía falta.

De esta reforma se podría hablar desde 2 ópticas distintas, la primera el tema sustancial, que sin duda, hay que reconocer cambios que en lo personal aplaudo; y la segunda, el tema político, –en el cual me centraré para efectos de este análisis– con sus 3 lados, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la oposición y el Gobierno Federal; y aquí, hay algo que preocupa y mucho, y es que el debate nuevamente vuelve a estar centrado en temas sindicales, laborales, políticos, y muy apartado de donde debería estar.

La CNTE rechazó lo aprobado por los Diputados en San Lázaro, argumentando, que no se tomaron en cuenta las propuestas planteadas por el magisterio; y abiertamente, ya lo señalaron, quieren el control del 50% de las plazas docentes, que evidentemente, al no tener respuestas favorables, han venido bloqueando los accesos a la Cámara, evitando así, que los Diputados sesionen.

Aquí se verá la capacidad del gobierno para negociar con un ente tan fuerte como lo es la CNTE; “monstruo” que, hay que decirlo, AMLO “revivió” de donde se encontraba vía alianza electoral. Si algo nos ha demostrado el Presidente, es que tiene alta capacidad para enfrentar conflictos, y es aquí, donde veo el área de oportunidad de la oposición para ser la pieza que incline la balanza, que hasta donde hemos visto, está más de acuerdo con la reforma del Presidente que con la Coordinadora. El riesgo es, que si le ceden la operación del presupuesto, premios, decisión en la carrera magisterial, etc, a la CNTE, habrá sido una gran derrota para la educación del país.

Algo que reconozco tanto de la administración pasada, como de la actual, es la voluntad de mantener la rectoría de la educación en manos del Estado Mexicano, donde siempre debió de estar. La pregunta aquí es, ¿Qué tan punitiva era la reforma de Enrique Peña Nieto? Si a mi parecer, en el tema de evaluación de permanencia a los docentes fortalecía la meritocracia y anulaba la mediocridad; con todo respeto a los docentes, quien no esté preparado para dar clases, no puede estar al frente de un aula. 

La educación de calidad es la base de cualquier sociedad de primer mundo. Tenemos que educar a las generaciones del futuro no solo apoyándolos a desarrollar conocimientos, si no habilidades, y prepararlos para competir en un mundo, que ciertamente, es cada vez mas complejo y exigente. El debate debería estar centrado ahí, en el modelo educativo.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar. 

Eugenio Roux Suárez
Acerca de Eugenio Roux Suárez
Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública por la Universidad de Monterrey. Actual Secretario Técnico de la Comisión de Economía, Emprendimiento y Turismo en el H. congreso del Estado de NL. Parlamentario por Nuevo León en el 2do Parlamento Juvenil Mexicano en el Congreso de la Unión