Nacional, Noticia

Gobernadores quieren Guardia Nacional con mando civil

Comparte este artículo:

Con la presencia de gobernadores, senadores y diputados iniciaron en el Palacio Legislativo de San Lázaro las audiencias públicas para discutir y enriquecer el dictamen de la Guardia Nacional.

Seis gobernadores se pronunciaron a favor de la Guardia Nacional pero con ciertas condiciones: que sea temporal, con un mando civil y sin facultades para investigar delitos.

Mientras que el coordinador de la bancada de Morena en San Lázaro, Mario Delgado, pidió no perder el tiempo en el debate por ideologías, prejuicios y temores.

“No podemos tener un falso debate, una simulación o una simplificación de términos. Hay que analizar lo que está ocurriendo en nuestro país y la respuesta que vamos a dar”, expresó y en ese sentido sostuvo que es responsabilidad de todos terminar con la estrategia de guerra, para dar inicio a la construcción de la paz.

Delgado Carrillo agregó que hay una propuesta que ha hecho el presidente de la República para, desde la Constitución, diseñar una institución que sea capaz de enfrentar la ola de inseguridad.

Los legisladores convocaron a audiencias públicas entre el 8 y 12 de enero en la Cámara de Diputados, para escuchar las opiniones de especialistas y ciudadanos, previo a la discusión del dictamen con el que se crearía la Guardia Nacional.

En la primera audiencia pública participaron los gobernadores de Campeche, Michoacán, Guerrero, Querétaro, Colima y Zacatecas. Estos fueron sus posicionamientos:

Rafael Alejandro Moreno Cárdenas. Gobernador de Campeche y Presidente de la CONAGO

Dijo que es “bienvenida la Guardia Nacional” siempre y cuando se respete el federalismo, las soberanía estatales y que prive el trabajo conjunto y respeto a los derechos humanos.

Reiteró su gratitud a las Fuerzas Armadas. “Su nacionalismo está fuera de toda duda y mucho le agradecemos lo que han hecho por nuestro país. Por ello consideramos que la Guardia no debe ser una institución clonada de las fuerzas Armadas ni militarizar al país. hay que profesionalizar policías pero es una labor que llevará años”.

Silvano Aureoles. Gobernador de Michoacán

El michoacano agradeció el apoyo de las Fuerzas Armadas pero rechazó que éstas se encarguen de la seguridad pública.

Aunque dijo que es necesario un marco legal de actuación. “Es falso que el problema de seguridad pública se va a resolver sólo con el Ejército y la Marina y las calles”.

Se pronunció por fortalecer a las policías civiles de manera paralela a las tareas que realice la Guardia Nacional, la cual debe “transitoria” y debe estar regulada por el Sistema Nacional de Seguridad Pública. “Es muy riesgoso dejarla exclusivamente a la Guardia bajo un régimen militar“.

Gobernador de Guerrero. Héctor Antonio Astudillo Flores

“La Guardia Nacional no va a resolver el problema de la inseguridad pero algo tenemos que hacer. Sería una responsabilidad dejar las cosas como están” dijo Astudillo.

Gobernador de Querétaro. Francisco Domínguez.

Señaló que la Guardia Nacional debe respetar la soberanía de los estados y aseguró que no todos los policías del país son corruptos.

Dijo estar a favor de que se privilegie la coordinación institucional y recalcó que la Guardia Nacional debe tener mando civil.

Gobernador de Colima. José Ignacio Peralta.

El mandatario dijo que está de acuerdo en que se ha debilitado la respuesta del Estado ante la actividad delictiva y que la inseguridad pública es un fenómeno multifactorial.

Por ello consideró que la Guardia Nacional puede ser una respuesta adecuada frente a los poderes criminales, no obstante dijo que es necesario que se cree un Sistema Nacional de Prevención del delito, así como dar mayores recursos para la seguridad a los estados.

“Sin el apoyo de las Fuerzas Armadas las cosas estarían peor en mi estado. Por ello les agradezco. Propongo que la permanencia de la Guardia sea evaluada periódicamente. La situación es de emergencia”, concluyó.

Gobernador de Zacatecas. Alejandro Tello Cristerna.

Se pronunció a favor de la Guardia Nacional pero con mando civil.

Señaló que no se puede olvidar el desarrollo de las policías municipales y que la Guardia no debe ser permanente, además de que se debe aplicar control de confianza a sus elementos.

También rechaza que este nuevo cuerpo de seguridad tenga facultades de investigación pues eso corresponde a las fiscalías autónomas.