La Taquería

Reto

Comparte este artículo:

Cuenta una historia que durante la Segunda Guerra Mundial hubo una reunión de generales de alto nivel, dónde uno de ellos comenzó su discurso diciendo sobre la tragedia de tener a miles de soldados muriendo de hambre. Comenzó a enumerar las cifras de muerte y finalizó diciendo que lo mejor era rendirse… En ese momento, el general de mas alto rango lo interrumpió para decir: “Si un solo hombre muere de hambre, eso es una tragedia. Si mueren miles, eso solo es una estadística”

Este sábado pasado durante un mitin, el presidente electo Andrés Manuel dijo: “Se va acabar la corrupción, a esos incrédulos los reto para que pronto me digan si hay o no, corrupción en el gobierno”

Que bueno que lanzo un reto presidente, quizá sumándose a los populares “challenges” de las redes sociales. Pero, desde mi punto de vista el reto no debe de ser para la ciudadanía, ni para los “incrédulos” como usted lo menciona.

El reto principal, debe de ser para los funcionarios que formarán parte de su gabinete, el reto de cero corrupción, es para ellos. 

Si nosotros somos los incrédulos, es porque ya hemos escuchado tantas veces lo mismo, que cada vez que llega alguien nuevo diciéndolo, no le creemos y sabemos que es muy poco probable que suceda.

Sin duda la corrupción en el ámbito publico es un problema que nos ha golpeado como sociedad. Pero siendo realistas, la responsabilidad no solo será de usted como primer mandatario de la nación. También como sociedad, tenemos nuestra responsabilidad. Debemos de cambiar y son esas pequeñas acciones las que realmente van a transformar nuestro entorno. Tenemos que evitar a toda costa la micro corrupción, en lo individual, en nuestras familias, desde el niño que copia una tarea, hasta la “mordida” ante cualquier infracción y lo más importante es enseñarle a nuestros hijos que ser honesto, si nos hace avanzar, que el ser honesto, si reditúa y que solo así podremos mejorar nuestra sociedad.

No es lanzar un reto a los ciudadanos presidente, es que las condiciones sociales en nuestro país cambien, para que la primer solución ante cualquier situación, no sea la corrupción.

Decía el escritor Francés Marcel Proust: “Aunque nada cambie, si yo cambio…todo cambia” y quizá esto es lo que más necesita nuestro país hoy en día, que cada uno, en lo individual, cambiemos.  

Y si aplicamos en este momento la frase que dijo el general quedaría de la siguiente manera “Si en nuestro país hay un solo acto de corrupción, eso es una tragedia. Si hay miles, eso es solo una estadística”

Se vale debatir…

Francisco González Rodríguez
Acerca de Francisco González Rodríguez
Francisco González Rodríguez es Licenciado en Administración de Empresas por el Tec de Monterrey, Maestro en Ciencia Política por la UANL, se desempeña como Director de los Centros de Bienestar Familiar del DIF Monterrey, Profesor de Cátedra del ITESM en materias de Historia y Liderazgo Social. Participó en distintas AC y candidato a Diputado Local en la pasada elección en Nuevo León.