La Taquería

Tenemos nuevo presidente: ¿ahora qué?

Comparte este artículo:

Nuestro país acaba de vivir unas elecciones históricas y no solamente porque por primera vez tendremos un presidente de izquierda, sino por todo lo que antecedió a los resultados de este 1ro de julio. Debemos aplaudir la gran participación ciudadana que hubo en estas elecciones; debemos aplaudir el mensaje que dieron los oponentes de Andrés Manual López Obrador tras las primeros resultados; y sobre todo, debemos aplaudir que los casos aislados que se presentaron en las diferentes casillas del país no mancharon nuestra democracia.

Estas elecciones han dejado un inmenso aprendizaje al resto de los partidos políticos que por mucho, fueron minoría en los distintos puestos en los que contendieron. De ahora en adelante, cualquier partido político o candidato independiente que pretenda convertirse en funcionario público, deberá ser cauteloso y cuidar los intereses de la nación, porque la nación ya lo demanda, porque como sociedad, tenemos una herramienta valiosa como lo son las redes sociales que, queramos o no, siempre se enfocarán en comunicar los actos de corrupción, los actos de impunidad, los actos que tanto nos hacen daño a la nación. A pesar de las famosas “fakenews”, ya tenemos también grandes organizaciones y medios de comunicación que se encargan de desmentirlas, como lo es Altavoz MX y Verificado MX.

Debemos ser claros y objetivos, Andrés Manuel y Morena no ganaron por tener las mejores propuestas para el país; no ganaron por tener a un equipo de candidatos capaces y experimentados para liderar el país; el claro ejemplo es el caso del gobernador electo para el Estado de Morelos. Si usted me dice que Cuauhtémoc Blanco es el mejor candidato para gobernar un estado, repítaselo siete veces en voz alta, y vuelva a pensarlo. Y no es porque sea un ex-futbolista y el mismo caso es con los actores y actrices que también contendieron o ganaron algún puesto público, sino porque no han demostrado con hechos que les interesa el bienestar social capacitándose y rodeándose de expertos en políticas públicas.

Reitero, y no se confunda amigo lector. No estoy escribiendo que López Obrador no tenía las mejores propuestas, estoy diciendo que no ganó por ese motivo: ganó por el hartazgo social y porque existieron actos que nos enojaron como nación. A nivel personal, tengo que admitir que las propuestas del señor Andrés Manuel no eran para mi la mejor opción, pero también tengo que admitir que quienes han tenido grandes propuestas para el país y han ganado la presidencia (de la forma en que usted lo conciba), nos han mentido, robado, violentado y masacrado como nación. Aquí entra mi esperanza para que realmente las cosas mejoren, porque haya quien haya ganado, estoy convencido que nuestro país es fregón por su gente.

Ya ganó Andrés Manuel y ¿ahora qué? Esta es nuestra oportunidad como nación de demostrar que la corrupción, la mafia del poder y los actos de impunidad se acabaran si nosotros trabajamos para que las cosas sucedan. Tenemos que ser críticos y la verdad es que nuestro país también está colapsado por aquellas pequeñas prácticas que día a día nos afectan, pero que las vemos como si no afectaran a nadie: pasarse semáforos rojos, dar la mordida al tránsito, comprar piratería (en todas su formas), ver partidos de fútbol en internet de manera ilegal, descargar contenido sin permisos de autoría, y podemos seguir con la lista inmensa aunque usted lo lea como un tema trillado.

Hoy ganó el hartazgo y lo aplaudo, y estoy seguro que las próximas elecciones ganará el hartazgo razonado, con visión, con pensamiento crítico y sistémico. Amigos lectores: hagan caso omiso de quienes catalogan de ignorantes a quienes votaron por Andrés Manuel y Morena. Amigos opositores: no desperdicien su tiempo insultando a quienes estaban hartos de los políticos. Es momento de transformar nuestro país. Seamos partícipes de la política; no solo en las elecciones, sino en todo momento. Formemos parte de las buenas propuestas y toma de decisiones de nuestro nuevo presidente y su equipo de trabajo; y también seamos opositores de aquellas propuestas que nos perjudicarán como nación, porque México somos todos los que nos quedamos, los que llegaron, los que se fueron y los que regresarán.

Eduardo Ortiz
Acerca de Eduardo Ortiz
Arquitecto, diseñador y consultor especializado en mejorar la educación de México a través de la arquitectura sustentable. Amante de la música y de la vida.