La Taquería

2018: Reflexión Final

Comparte este artículo:

Este domingo 1 de julio 90 millones de mexicanos tendremos la oportunidad de votar por el próximo Presidente de la República, es una elección histórica por varios motivos. Es la primera elección en muchos años que un candidato aparece por encima del 50% de las preferencias, en el caso de Andrés Manuel López Obrador, vemos un PRI con una propuesta distinta al postular a un personaje sin partido y con un perfil más técnico como José Antonio Meade, el candidato panista Ricardo Anaya es candidato de una coalición de su partido con el PRD de izquierda y el Movimiento Ciudadano y por primera vez hay un candidato independiente en una elección presidencial, Jaime Rodríguez “El Bronco”

Todos los gobiernos tienen sus aciertos y errores, la corrupción y los malos manejos no respetan colores, pero la gente en cada uno de los estados sacará sus propias conclusiones. Los procesos electorales funcionan también como un referéndum para el gobierno en turno al tratarse de reelección o al partido que lo postuló tratándose de una sucesión, la competencia política en nuestro país impulsada por la apertura democrática, el mayor escrutinio de los procesos electorales con instituciones más rígidas en la materia y el amplio uso de las redes sociales, han ocasionado que no haya en la mayoría de los cargos un candidato con una amplia mayoría de las preferencias. 

De los 125 millones de mexicanos, 90 están inscritos en el padrón electoral, en 2012 con un padrón de 80 millones solamente 50 votaron de los cuales 19 escogieron a quien es nuestro presidente Enrique Peña Nieto. En resumen, solamente 1 de cada 5 mexicanos escogió a quien es ahora nuestro presidente, mientras que los otros 4 no estaban deacuerdo, les era indiferente o no podían votar, esto afecta porque de entrada al comenzar el gobierno el presidente ya tenía el reto de “ganarse” a una mayoría del país que no lo había votado.

Independientemente del resultado de este domingo (de ser una jornada en orden) quien resulte ganador cisión y quienes pierdan deben llamar a la unidad y aportar a la estabilidad política del país, debe abrirse a escuchar e integrar a los demás en el proceso de transición para reforzar su legitimidad. El país tiene muchos problemas pero también ha habido grandes avances y hay mucha voluntad de querer hacer las cosas en muchos sectores de la sociedad, quien llegue debe hacerlo en paz, buscando aplicar su proyecto de nación de la mano de quienes si votaron y no votaron por el.  

En este reflexión final vale la pena preguntarnos ¿Cuál sentimiento o factor tendrá más peso? ¿El enojo a uno o más gobiernos señalados por corrupción, el miedo a ciertas opciones políticas, las propuestas, las opiniones de ciertos medios, los comentarios de ciertos líderes de opinión o la percepción ocasionado por las encuestas? La forma de hacer campañas políticas ha cambiado mucho pero distinto a lo que decía Don Jesús Reyes Heroles, que la política no es ciencia exacta sino ciencia de aproximación yo creo lo contrario, que si puede ser ciencia exacta y que más que sorpresas habrán sorprendidos, porque cuando se generan las condiciones para ciertos triunfos es difícil que no ocurran aún y con todo el dinero del mundo.