La Taquería

#ElNidoDelGavilán: “Meade vs Anaya, el rebase en la Curva Final”

Comparte este artículo:

En estas semanas del post debate, los grandes ganadores del debate fueron AMLO y José Antonio Meade.

En lo que representó el segundo round cara a cara entre los candidatos, el formato fue innovador y refrescante. La presencia de nuevos moderadores también brindó un nuevo aire de cambio en la manera en que se han llevado los debates en la historia. 

En general, AMLO con el apodo de “Ricky Riquín Canallín” o haber guardado su cartera enfrente de Anaya desvió la atención de su deficiente preparación para el debate en temas donde se mostró débil como comercio internacional y el asunto de los migrantes. 

José Antonio se destacó por sus ataques a AMLO y a Anaya por el tema de Nestora Salgado y su familia en Atlanta, respectivamente. 

Si de algo no queda duda es que tanto Anaya como Meade lucieron preparados en sus temas, Meade por encima de los demás por su experiencia como Secretario de Relaciones Exteriores.

El Bronco volvió a usar sus frases características, sin embargo, no tuvo el mismo impacto que en el anterior debate y perdió ese momentum que le dio la propuesta de “mochar manos”. Aunque se le atacó en redes por una posible expropiación a Banamex, sin embargo, claro se vio que la palabra no la usó él sino la moderadora al querer poner palabras en los candidatos.

Meade sabe de sus limitaciones en las preferencias, pero se vio bien, lo suficiente para sumar algunos puntos, pero aun distante de Anaya.

En estas semanas, es el momento perfecto para que Meade salga al twitter y a la prensa a seguir posicionándose. Las encuestas ya muestran el avance de Meade y eso es el oxígeno que necesitaba la campaña.

Anaya perdió un momento fundamental de la campaña. Este era el momento crucial para levantar. Ya lo dijo Luis Ernesto Derbez en estos días. Anaya tendrá que apelar a reforzar su guerra sucia y buscar al electorado indeciso. 

AMLO luce por todo menos por sus argumentos sólidos lo cual es preocupante en un puntero. Sin embargo, la racha que tiene y lo bien librado que ha salido de los debates lo mantiene fortalecido en el primer lugar en una posición casi invencible.