La Taquería

¿Un independiente para San Pedro?

Comparte este artículo:

En periodos electorales, los foros públicos y debates son buenos y necesarios. Permiten la expresión de propuestas de gobierno y sobre todo permiten evaluar la presencia y la capacidad de los candidatos de diferentes horizontes. También, abren espacio para cuestionar los antecedentes de los candidatos y cuando el formato del evento lo permite, de denostarlos en forma más o menos decente. Muchas veces, indecente. 

Los debates que organiza el periódico El Norte de Grupo Reforma en este periodo electoral no escapan a estas generalidades y lo que vimos el martes pasado con los candidatos mejor colocados para el municipio de San Pedro Garza García,  lo confirmó a la perfección. Poco supimos de propuestas, por lo menos de propuestas nuevas, mucho se recalentó de agravios pasados y se desperdició bastante la oportunidad de cuestionar propuestas de gobierno en vez de cuestionar antecedentes de los candidatos. 

Eduardo Maiz, candidato del PRI que jura no ser priista, carga con el pecado de la casa blanca y de la corrupción de Enrique Peña Nieto y de Rodrigo Medina, sin deberla ni tenerla. Compró un regalo envenenado y no sabe cómo soltarlo. Sus intenciones son tan ingenuas que, cordero entre los lobos, no saldrá vivo de este juego que él aceptó por motivos que no queremos saber. 

Rebeca Clouthier es la única verdadera política profesional del grupo, con más de treinta años de práctica y cargando con la pesadez del PAN de Nuevo León y de sus caciques no tan sutiles. Después del debate, se puede preguntar uno quién gobernará San Pedro en caso de victoria. ¿Raúl Gracia, el Grupo San Nicolás o acaso, ella? Lo más firme que puede presentar es su voz y su discurso; ¿esta firmeza tendrá fundamentos que no sean su apellido? 

Fernando Elizondo sigue siendo un diletante de la política, que no toma la política en serio, ni él mismo se toma en serio. Deja claro que no pretende gobernar, sino coordinar acciones de gobierno. En la perspectiva de una mayor participación ciudadana, no es tan malo. Pero, nunca dice quién será el líder. ¿No busca ser alcalde para ser el líder de las acciones de gobierno? Sería bueno que tenga a bien expresarlo. La alcaldía no es una distracción en una vida llena de diversión. Los ciudadanos esperan que sea un apostolado de por lo menos tres años de inversión total. 

Miguel Treviño no es un amateur, sin ser un profesional de la política partidista cómo lo es Rebeca Clouthier. Su recorrido variado y a veces cuestionado, lo ha puesto en medio de varias tormentas. Parece ser él que más ha reflexionado sobre las necesidades de la ciudad, en particular en términos de movilidad y de desarrollo urbano, probablemente, él único que dimensiona correctamente la situación de la inseguridad. Sigue presentando un aspecto idealista y algo ingenuo que no puede dejar que prevalezca, porque el entorno es malo y agresivo y no se rige por ideales ni por ingenuidad, cómo lo recordó Fernando Elizondo cuando cuestionó a Rebeca a cerca de la inseguridad. 

Faltan 45 días para que se corrijan los moldes ya bien formados. Faltan 45 días para que surja un líder inconfundible que diga: vamos a corregir el municipio para hacerlo nuevamente el municipio de mayor calidad de vida.  ¿Será un independiente? Hasta podría ser un producto de la fusión de independientes, para no desperdiciar votos.