La Taquería

#ContraPortada: “AMLO ya se siente Presidente”

Comparte este artículo:

Las últimas encuestas le dan 14 puntos porcentuales de ventaja sobre su más cercano perseguidor el panista Ricardo Anaya, mientras que Meade lo ve desde abajo y de muy lejos postrado en la cima de la preferencia electoral.

Andrés Manuel López Obrador hoy se siente presidente, lo ve muy cerca y se vislumbra una misión imposible el arrebatarle la silla grande de México. Por si fuera poco, parece que sus contrincantes iniciaron una lucha para destruirse entre ellos mismos; por un lado, la PGR emprendiendo una sucia y descarada persecución contra Anaya y por el otro las acusaciones constantes de corrupción y de intromisión del presidente Peña Nieto en las elecciones presidenciales de este año.

Se sabe presidente, se siente tranquilo y busca meticulosamente cuidar cada una de sus declaraciones. No se presta a la polémica, no se deja llevar por el desenfreno de su personalidad y suma-cada vez más- a los panistas y priistas que saltaron de sus respectivos barcos antes de hundirse.

Entre los jóvenes es el preferido, el que capta perfectamente la ira que inunda a la sociedad de México que representa al 41% de la población nominal. Representa la última opción nunca probada de un país en emergencia, en caos y viviendo una de las peores crisis en seguridad de su historia.

¿Será hora de creerle? Al parecer así lo ven millones de mexicanos que deciden estar con él, que piensan como nunca que es la víctima de un sistema que se ha cansado de defraudarnos, que no da respuestas y pareciera que tampoco las busca.

Hoy, como hace 6 y 12 años, el único capaz de bajarlo de la silla presidencial es él mismo y, consciente de sus demonios internos, decidió rodearse de personas que evitaran que salieran, que lo mantuvieran bajo control emocional y que en ninguna circunstancia le permitieran autodestruirse.

Se siente presidente, se siente tranquilo. Entendió el mercado electoral y llegó a los acuerdos que sabe necesitar para barrer el camino a Los Pinos. 

Su lugar en la política de México es indiscutible, el político más popular de la historia contemporánea, el que divide opiniones nunca ambiguas, o estás o no estás con él.

Andrés Manuel se siente presidente y definitivamente está muy cerca de lograrlo.