La Taquería

Estatus de Protección Temporal

Comparte este artículo:
El Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) es un estatus del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica otorgado a países que por un conflicto bélico en curso, desastre natural o causa extraordinaria no pueden recibir a los inmigrantes ilegales residentes en EUA procedentes del país designado con el estatus. 
Esta semana el gobierno estadounidense anunció la terminación de este estatus para los ciudadanos de El Salvador, cuyos beneficiados por el programa ascienden a más de 200,000 personas convirtiéndolo en el país con más beneficiados en Estados Unidos (el estatus fue otorgado tras el sismo del 2001 en dicho país centroamericano). El gobierno salvadoreño ya ha expresado su preocupación al respecto mencionando que no está listo para recibir a estos migrantes que son fáciles de localizar y deportar porque se encuentran registrados con muchos beneficios que tienen los residentes legales.
La dura política migratoria de Trump ha hecho que ya se hayan anunciado fechas a 2019 de fin de estos estatus como Haití con más de 50,000 amparados, Nicaragua con 5,600 y Honduras que es el único país continental que queda dentro del programa con 86,000 amparados. El error en este tipo de políticas radica en la descomposición social que causaría deportar a personas que formaron una familia en EUA con ese estatus y cuyos hijos menores de edad quedarían separados de uno o ambos padres de familia.
También el fin acelerado a estos estatus disminuiría la oferta laboral en ciertas zonas y causaría problemas graves de inseguridad y desempleo en los países que recibirían a sus conciudadanos de regreso. Hace falta atender los casos de quienes llevan suficiente tiempo con el programa y que merecen tener una asesoría legal y evitar una deportación con implicaciones negativas para sus familias.