La Taquería

#ContraPortada: “Crónica de un Fracaso Anunciado”

Hace un año era impensable pensar, que después de la opaca y en algunos puntos negativa gestión de Enrique Peña Nieto, el PRI tuviera la mínima oportunidad de retener la presidencia de México. Vaya, era de locos imaginar que el escenario político que pintaba oscuro y lleno de escandalosas noticias entre sus gobernadores corruptos, asesinatos, enriquecimiento ilícito y un sinfín de actos de corrupción que salieron a la luz, aun así se le acomodara previo a las elecciones del 2018.

Pero en la política mexicana todo puede pasar, con tintes de telenovela hoy el PRI vive uno de sus mejores momentos gracias, una vez más, a sus propios adversarios.

Tal parece que la ola de independientes que amenaza con buscar la silla presidencial ha dinamitado el escenario político y pone en peligro las posibilidades de los protagonistas y principales candidatos a ocupar la presidencia de México.

Jaime Rodríguez Calderón anunció su intención por contender en la elección presidencial de manera definitiva. Una decisión con pésimo timing en donde no goza de su mayor nivel de popularidad, tan es así que diversas encuestadoras como la del periódico Reforma, llega a dar cifras hasta del 71% de desaprobación de los neoloneses para con la decisión del Bronco. Me incluyo, no ha saldado las cuentas ni mucho menos ha cumplido las expectativas que nos generó en el Estado, difícilmente le alcanzará para ser al menos tercera fuerza. Y bueno, sin duda será un aliado del PRI en la división del voto antisistema que, anteriormente, era solamente ocupado por Andrés Manuel López Obrador.

Armando Ríos Piter también anunció oficialmente su candidatura independiente, cree tener las mismas posibilidades de repetir la hazaña de Macrón en Francia, le gusta esa comparación. La realidad es que, a pesar de ser un político capaz, los reflectores no le alcanzan para lograr repetir el caso francés, sin embargo su papel pudiera ser clave en la colocación de temas de prioritarios para el país.

Margarita Zavala es la última pieza del juego político, anunciará su renuncia al PAN y con ello su virtual candidatura por la vía independiente. La lucha interna con Ricardo Anaya -acusado por ella de tener secuestrado al partido- la ha desgastado tanto que no ve posibilidades de ser la ungida albiazul. Será una candidata fuerte que se lleva consigo varios muchos votos de panistas, arrastrará un porcentaje de los indecisos y tendrá la relevancia suficiente para evitar que el Frente Ciudadano por México tenga reales posibilidades de competirle a Andrés Manuel y al PRI. Si no soy yo, que no sea ninguno de los otros dos, el PAN tiene al enemigo en casa.

La crónica de un fracaso anunciado por relevar al PRI y lograr la alternancia en la presidencia. Cuando el barco tricolor parece más hundido que el Titanic, siempre habrá un enemigo amigo dispuesto a tenderles la mano para salir a flote. El PRI siempre podrá contar con sus adversarios.