La Taquería

“Intimidades Públicas”: #YaChole con la doble moral

“Y es que no hay mayor cansancio que el de no hacer nada.”– Esolam

En los últimos días, se ha generado en redes sociales y diversos medios de comunicación una enorme polémica causada por un spot que la Presidencia de la República publicó —y después eliminó— en el cual se mencionaban mediante un diálogo entre dos trabajadores los logros de la administración federal a tres años de gobierno.

En el video, los dos trabajadores hablan de los beneficios que han brindado las reformas estructurales que se aprobaron en la Legislatura pasada, y que han impactado directamente la calidad de vida de los ciudadanos. Como ejemplo de ellos mencionan la disminución de las tarifas de luz, del costo de las llamadas de larga distancia, así como de la seguridad social de la cual ahora gozan más trabajadores.

La polémica se causaría debido a que casi al terminar el spot uno de los trabajadores le menciona al otro “Ya chole con tus quejas”, refiriéndose a que ya era suficiente quejarse de los “pocos” resultados que ha brindado al administración del gobierno federal.

Desafortunadamente, el mensaje que quería demostrar dicho spot quedó muy lejano a lo que explícitamente se mencionó. Ya que en lugar de alzar las bondades que han existido durante el lapso que ha gobernado la presente administración, generó que muchos ciudadanos se sintieran ofendidos y externaran la falta de sensibilidad del gobierno.

Lo preocupante de esta situación, es que la polémica llega a abonar a una crisis presidencial en la que su popularidad se encuentra muy por debajo de los índices que en comparación con otros sexenios la figura presidencial había tenido.

Hay algo que puede rescatarse de esta situación. Me refiero al hecho que de alguna u otra forma, pareciera que la democracia no satisface ni parece suficiente para la calidad de ciudadanos que suponemos ser.

Sin embargo, independientemente que el concepto que intentaron manejar no cumplió con su objetivo, hay algo que puede rescatarse de esta situación. Me refiero al hecho que de alguna u otra forma, pareciera que la democracia no satisface ni parece suficiente para la calidad de ciudadanos que suponemos ser.

Una supuesta calidad que nos permite quejarnos del gobierno y las labores que realiza el Ejecutivo, sin importar si en verdad otorgamos algo a cambio a nuestra comunidad. Con esto, no hago referencia a la polémica de que si es justo quejarse o demeritar las labores que realiza el Ejecutivo, ante esto cualquiera es libre de expresar su opinión, sino sobre la reciprocidad en los asuntos públicos que deberíamos tener como ciudadanos pero que no siempre se ejerce.

Sí, los mexicanos encajamos perfectamente en un concepto: la doble moral. Una doble moral, que nos hace exigir al máximo, pero sin otorgar nada a cambio.

Sí, los mexicanos encajamos perfectamente en un concepto: la doble moral. Una doble moral, que nos hace exigir al máximo, pero sin otorgar nada a cambio; que permite que nos quejemos de los ilícitos en lo público, pero que toleramos en lo privado.
Por eso, independientemente del mensaje equívoco que se envió con un spot, sirvió para generar una reflexión sobre lo que somos como ciudadanos, pero sobretodo, lo que deberíamos ser.

Deberíamos ser los ciudadanos que criticamos los desaciertos y áreas de oportunidad del gobierno, pero que también participamos activamente desde la sociedad civil, la iniciativa privada o incluso desde el propio gobierno para mejorar las cosas.

Deberíamos ser los ciudadanos que criticamos los desaciertos y áreas de oportunidad del gobierno, pero que también participamos activamente desde la sociedad civil, la iniciativa privada o incluso desde el propio gobierno para mejorar las cosas.

Por lo tanto, ya chole con criticar sin participar; ya chole de cansarnos sin hacer el mínimo esfuerzo; ya chole de hacer todo para no generar nada.

Ya chole con la doble moral de los mexicanos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”