La Taquería

Reflexión sobre la Tenencia

I. Es importante recordar el origen de la tenencia.

La existencia del impuesto a la tenencia vehicular, llamado coloquialmente “tenencia”, ha recobrado relevancia a nivel estatal. Así lo hizo hace seis años, dada la entrada de un nuevo gobernador en Nuevo León que, igual que el anterior, prometió en campaña eliminarla.

A todo esto, es muy relevante recordar la razón de la creación de este impuesto. El impuesto a la tenencia fue implementado por primera vez en 1962, bajo el mandato del entonces presidente, Adolfo López Mateos. Surgió con el objeto de recabar fondos para los Juegos Olímpicos de 1968, de los que México fue sede. En ese entonces, se planteó que el impuesto en cuestión sólo duraría por dos años… y henos aquí ahora.

Surgió con el objeto de recabar fondos para los Juegos Olímpicos de 1968, de los que México fue sede.

Por supuesto, el gobierno no se resistió a los miles de millones de pesos que se recaudaban por razón de la tenencia, por lo que nunca lo eliminaron.

Únicamente en Nuevo León, se recaudaron 3,100 millones de pesos en el año 2013. En el año 2014, se superó esa cifra por un 13%, por lo que se llegó a la cantidad de 3,500 millones. El Instituto de Control Vehicular del estado espera llegar a los 4,000 millones de pesos recaudados por el año 2015: un 15% más que el año pasado.

Es muchísimo dinero, sí. Pero no es nada comparado con lo que gasta el gobierno en servicios personales de sus funcionarios públicos, por ejemplo. Así que considerar la tenencia como un impuesto necesario para la estabilidad de las finanzas del estado, cuando el gobierno saliente de Rodrigo Medina cuadriplicó la deuda, sería absurdo.

Pero no es nada comparado con lo que gasta el gobierno en servicios personales de sus funcionarios públicos, por ejemplo.

Así pues, resulta importante recordar el origen del impuesto a la tenencia: el identificar que su razón, el financiamiento de las olimpiadas de 1968, no subsiste, nos ayuda a concluir que este ya no tiene fundamento.

II. La eliminación de este impuesto injusto, sería una gran victoria.

La eliminación de la tenencia es una propuesta que nos vienen prometiendo los políticos en Nuevo León desde hace muchos años… y ninguno ha cumplido. El gobernador saliente, de Rodrigo Medina, lo propuso en su campaña a la gubernatura del 2009; sin embargo, no hubo una sola propuesta concreta en que el tema se analizara durante la Legislatura pasada,.

El gobernador electo, el Ing. Jaime Rodríguez, también propuso la eliminación de la tenencia en su campaña.

El gobernador electo, el Ing. Jaime Rodríguez, también propuso la eliminación de la tenencia en su campaña. Pareciera que esta vez estamos más cerca de que esta propuesta tan reciclada se haga realidad.

Y lo digo porque la eliminación del impuesto a la tenencia vehicular ha sido uno de los temas primordiales que se han discutido en esta nueva Legislatura y en la que existe mayor consenso entre las distintas fuerzas políticas, no porque “El Bronco” siga impulsando la iniciativa con la misma euforia con la que lo hacía en campaña, porque el Ing. Rodríguez ha estado pidiendo paciencia para analizar con detenimiento la promesa que hizo. Se le bajó lo “bronco”, en este sentido.

Los diputados de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano, el Partido Revolucionario Institucional e incluso su satélite, el Partido Verde Ecologista, se han pronunciado públicamente a favor de impulsar esta iniciativa. Hay consenso, pues.

Asimismo, la Comisión de Hacienda del Congreso del estado se ha declarado en “sesión permanente” para analizar la eliminación de la tenencia en particular y las distintas iniciativas que lo rodean. Incluso han planteado realizar una consulta ciudadana para recabar la opinión de todos en cuanto a la eliminación de este impuesto.

La Comisión de Hacienda declaró, que la consulta ciudadana se realizará vía internet para poder llegar a los más ciudadanos posibles en el menor tiempo posible. Planean, según dijo su titular, el Dip Eugenio Montiel, mantener en línea la consulta por dos semanas aproximadamente.

La Comisión de Hacienda declaró, que la consulta ciudadana se realizará vía internet para poder llegar a los más ciudadanos posibles en el menor tiempo posible.

Después de esto, los diputados tendrán que analizar los resultados de las opiniones recabadas, contrastar y compararlas con las iniciativas de los partidos y preparar un dictamen único que vaya a ser sometido a discusión en el Pleno del Congreso.

Desde hace años, organizaciones civiles han impulsado la eliminación de la tenencia sin éxito. Ahora es cuando deben volver a ejercer presión en nuestros legisladores, aprovechando su interés en el tema, para vigilar que no haya tranzas de por medio y que la reforma se de en los términos ideales. Deben poner sus propuestas sobre la mesa en la que antes se les negó una silla y asegurarse de que los diputados legislen de forma justa.

III. ¿Afectaría negativamente las finanzas del estado? No.

Ha circulado mucho un argumento en contra de esta propuesta: postula que, dada la magnánima deuda que nos ha dejado el gobierno saliente del Lic. Medina, necesitamos en estos momentos como estado hacernos del mayor dinero posible para no quedar en bancarrota… y los impuestos, incluyendo el de la tenencia, son la principal fuente de ingresos del gobierno. No obstante, considero que hay otras formas de “hacerse de dinero” que no impliquen seguir aplicando y cobrando impuestos injustos.

Entre las muchas formas que podrían ocurrírsenos para contrarrestar lo que deje de recibir el estado por la tenencia vehicular (entre ellas, que dejen de desviar recursos), destaca una que ya ha sido puesta sobre la mesa. El Dip. Arturo Salinas ha sugerido “adelgazar” la burocracia para recuperar de allí lo que se estaría “perdiendo” de ingresos por parte del impuesto a la tenencia.

El Dip. Arturo Salinas ha sugerido “adelgazar” la burocracia para recuperar de allí lo que se estaría “perdiendo” de ingresos por parte del impuesto a la tenencia.

El Dip. Daniel Carrillo señaló en la Comisión de Hacienda, que con la reducción del 30% de servicios personales de los funcionarios y una reestructuración de la estructura orgánica de las paraestatales, podría recabarse más del doble de lo que se recaba por motivo del impuesto a la tenencia vehicular.

Es un impuesto injusto, cuya ratio legis no conserva su vigencia, que ha sido prometida múltiples veces en campaña, cuyos fondos pueden fácilmente sustituirse realizando cambios en la estructura orgánica gubernamental y sobre el que hay consenso general de partidos y ciudadanos en cuanto a que debe eliminarse.

¿Qué esperan?

___________________
Fuentes de información:

• Asociación Nacional de Empresarios Independientes. Información financiera general del gobierno del estado de Nuevo León. Año: 2014.
• Congreso del estado de Nuevo León. Acta de sesión ordinaria del primer periodo y primer año de la LXXIII Legislatura. Año: 2015.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”